Policiales

Misterioso crimen de la dueña de una mansión en Parque Leloir

La víctima tenía 62 años. Apareció muerta junto a la pileta de la casa, en el jardín. La asfixiaron de madrugada y escaparon sin dejar rastros

De lejos parecía que la mujer, María Teresa “Taty” Valente (62), se había quedado dormida a un costado de la pileta. Sus pies aún estaban metidos en el agua y su cuerpo había quedado recostado, de espaldas, aunque estaba vestida.

A su alrededor se levantaba su mansión de dos pisos ubicada sobre la calle Udaondo al 3400, en una de las zonas más bellas y coquetas de Parque Leloir (en el partido de Ituzaingó).

Según detalla el diario Clarín, el sábado, apenas pasadas las 10 de la mañana, la empleada domestica de la familia entró a la propiedad y se encontró con este cuadro, que parecía pacifico.

Segundos después, espantada, debió llamar a la hija de la dueña de casa para avisarle una noticia terrible: su madre no reaccionaba y todo indicaba que estaba muerta.

No había ningún testigo a quién consultar: Omar, el hijo varón de “Taty”, es la otra persona que habita la casa y en la noche del viernes se había ido a dormir a lo de su novia. El marido de la mujer se había ido del hogar unos seis meses antes, cuando se separaron. Además, ningún vecino había escuchado nada extraño durante la madrugada.

Sin puertas forzadas, con la casa absolutamente en orden, sin evidentes faltantes de dinero u objetos en principio se pensóen una muerte natural.

La reciente separación de su esposo había deprimido a la mujer, que ahora estaba en tratamiento psiquiátrico. Y que, unos meses atrás, habría intentado suicidarse, según refirieron ayer fuentes policiales. Por eso en un primer momento también se especuló con una sobredosis, accidental o no, de calmantes.

Pero todas las hipótesis light terminarían saltando por los aires. La causa, calificada inicialmente como “averiguación de causales de muerte”, dio un vuelco inesperado.

Fue cuando la fiscal María Laura Cristini, a cargo de la UFI descentralizada 2 de Ituzaingó, recibió los resultados preliminares de la autopsia.

El informe de autopsia hace referencia a signos claros de homicidio. El asesino presionó el cuello de la victima con tal fuerza que lesionó sus dos arterias carótidas.

Y, tal vez usando una tela de algún tipo, presionósobre la boca y la nariz de Valente de tal modo que sus labios superior e inferior quedaron lastimados por la presión ejercida contra los dientes de la víctima. La mujer fue inhumada ayer. Su ex marido concurrió al sepelio pero no quiso hacer declaraciones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34