Economía

Un repaso del destino de nuestros pesos: qué hacen con los recursos públicos

Jubilaciones, planes sociales, subsidios a la energía y asistencia a las provincias, entre los principales componentes del gasto estatal

lunes 21 de noviembre de 2016 - 7:42 am

Puntos a tomar en cuenta en el mundo económico. Se necesitarían nada menos que 4727,2 millones de esos papeles, de $ 500 cada uno, para completar la billetera con la cual el Estado nacional deberá cumplir sus funciones en 2017, al menos según la propuesta oficial de ley de gastos que por estos días se discute en el Congreso.

Según detalla el diario La Nación, el monto, de $ 2.363.620 millones, es superior en un 22,1% al del presupuesto vigente para este año y, si bien se contemplan algunas modificaciones en la participación que tienen los diferentes destinos del gasto, a muy grandes rasgos no hay cambios tan sustanciales.

¿La razón? No tan ágil como el gran felino que habita las selvas del norte argentino, el gasto público está integrado en gran medida por conceptos que le aportan rigidez.

LEA MÁS  El chino que se llevó u$s 1.500 millones por trabajar un solo día

¿A qué se destina el dinero que llega al Estado por impuestos y aportes sociales? La composición del gasto, según los analistas, da cuenta de al menos dos grandes desafíos: el de su propia eficiencia (sobre todo en lo que a subsidios se refiere) y el de la formalización de la actividad no declarada, para elevar tanto el producto bruto como la base de las contribuciones y el acceso sostenible a los derechos.

Alrededor de cuatro de cada diez pesos del presupuesto de la administración pública nacional se destinan al pago de las jubilaciones y pensiones a cargo de la Anses.

En los primeros 9 meses de 2016 la participación de este destino fue de 37%, y para 2017 se prevé que será superior el 40%, con $ 952.345 millones, según los números presentados por el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas.

LEA MÁS  El BCRA anunció medidas para facilitar el acceso al crédito de las Pymes

Hoy las jubilaciones se financian, casi en partes iguales, con aportes y contribuciones de trabajadores y empresas y con una porcentaje predeterminado de la recaudación del IVA, Ganancias y otros impuestos.

Con un gasto en seguridad social que se acerca a los 10 puntos del PBI, el economista José María Fanelli, profesor de la Universidad de San Andrés, dice que la Argentina tiene el gasto “de países ya envejecidos” y la fuerza de trabajo “de un país emergente”, con alta informalidad y con una participación laboral de la mujer que tiene aún un buen espacio para crecer.

En el presupuesto se asignan fondos para los pagos de jubilaciones de las ex cajas provinciales transferidas a la Nación y para la asistencia al déficit de cajas jubilatorias para empleados públicos que mantienen varias jurisdicciones.

“En los 90 se decidió la política de pasar fuerte lo previsional a la Nación, y de dejarles a las provincias las responsabilidades de salud y educación”, dice Marina Dal Poggetto, economista del Estudio Bein. Eso explica que en estos dos ítems haya baja incidencia del gasto. Con los hospitales y escuelas fuera de la órbita del Estado nacional como regla general, a algunos planes específicos de salud se prevé derivar en 2017 un 3,7% del presupuesto, en tanto que a “educación y cultura” iría un 6,8%.

LEA MÁS  La AFIP volvió a prorrogar vencimientos de Ganancias y Bienes Personales

Esos recursos para salud y educación se consideran dentro de los gastos con “finalidad social”, un rubro en el que la presentación del proyecto oficial sumó, entre otros conceptos, las prestaciones jubilatorias, el salario familiar, la asignación universal por hijo y los planes para vivienda y urbanismo. ¿Resultado? Según el Gobierno, 64 de cada 100 pesos del gasto irán en 2017 a servicios sociales.

COMENTARIOS