Televisión

Video: Roberto Navarro estalló en vivo y dejó el programa enojado

El conductor se enojó con un grupo de personas que estaban hablando detrás de cámara, los reprendió a los gritos y luego se paró y se fue de cámara; a los pocos segundos, se reincorporó mientras Aníbal Fernández disimulaba lo ocurrido

roberto-navarro

El conductor Roberto Navarro sorprendió a los televidentes este miércoles por la noche al enojarse durante una entrevista que le realizaba al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Sin embargo, el enojo no se debió a algo que haya dicho el político, sino a lo que ocurría detrás de cámaras.

“Aníbal, te vuelvo a Cristina. ¿Por qué pensás que es inmune a todo esto y va a sacar una cantidad de votos importante? Porque las elecciones con mentiras se han ganado en toda la historia de la humanidad”, preguntó Navarro, quien luego interrumpió a los gritos el comienzo de la respuesta que estaba dando Aníbal para reprender a un grupo de personas que hablaban en voz alta detrás de cámara.

“¡No griten afuera que esto es televisión, carajo!”, gritó, enfurecido, el conductor. Luego, por los ruidos que se escucharon, se deduce que el periodista se dirigió detrás de cámara para continuar con su reto. “¡Che!”, gritó, aún con el micrófono encendido.

Habituado a los tiempos televisivos, Aníbal siguió respondiendo la pregunta de Navarro, como si nada ocurriera. Los camarógrafos cerraron el plano en el político, que por momentos no supo a dónde dirigir su mirada. Una vez finalizada su respuesta y ante la ausencia de Navarro, se dieron unos segundos de silencio, hasta que uno de los panelistas tomó la palabra y siguió la entrevista.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados