Crisis en Venezuela

Venezuela: por qué Maduro bloquea la ayuda humanitaria

La gente sufre por la falta de medicinas y comida. Muchos coinciden en señalar que es para no reconocer ante el mundo su fracaso como gobernante

El presidente Nicolás Maduro mantiene su negativa a permitir la entrada de ayuda humanitaria con la que aliviar la terrible crisis que sufren los venezolanos por la falta de medicinas y comida. Muchos coinciden en señalar que es para no reconocer ante el mundo su fracaso como gobernante.

Maduro ha seguido los pasos de su «padre político», el finado Hugo Chávez, quien a finales de 1999 rechazó el ofrecimiento del gobierno de EE.UU. para reconstruir la franja costera de Caracas, que fue devastada por el deslave de Vargas.

Chávez tenía miedo que los marines norteamericanos «invadieran» el país. Diecisiete años después los varguenses todavía lamentan vivir en las ruinas que le dejó la tragedia.

El régimen chavista ha condicionado la ayuda internacional a la etiqueta ideológica. Venezuela siempre ha enviado donaciones a los países pobres asociados al Alba y Petrocaribe como Cuba, Nicaragua, Haití y Bolivia.

Pero a la inversa ninguno de sus aliados poderosos como China y Rusia le ha enviado por reciprocidad ni siquiera un saco de trigo, de azúcar cubana o un par de aspirinas.

En Venezuela la gente se está muriendo por falta de medicinas y por hambre. Y Maduro se niega a permitir una vía para las donaciones humanitarias.

“Porque no quieren reconocerque hay una crisis humanitaria y porque su gobierno fracasó en salud y seguridad alimentaria. Por eso bloquea la entrada de la solidaridad internacional”, dijo Lilian Tintori, esposa del líder Leopoldo López.

Tintori denunció que en septiembre hizo una entrega de 15 mil unidades de medicinas a los hospitales públicos de insumos médicos pero en el hospital de Maracay “los militares robaron la donación por orden del gobernador de Aragua, Tarek El Aissami”.

Ni operaciones ni biopsias

Los hospitales públicos ya no hacen operaciones quirúrgicas ni biopsias por falta de materiales médicos. Los pacientes se mueren esperando la oportunidad de operarse porque en las clínicas privadas son demasiado costosas y el seguro médico hospitalario es elitista.

Maduro también ha rechazado la ayuda de los médicos sin fronteras y de buques sanitarios que han ofrecido sus servicios gratuitamente.

La crisis sanitaria es galopante, también afecta la salud de los venezolanos con epidemias como la malaria, paludismo, tuberculosis y difteria que han vuelto después de haber sido erradicadas hace más de 40 años. Y hace explosión mientras el país padece una Inflación insostenible. La de octubre se ubicó en 19,1%. Entre enero y el mes pasado los precios subieron 525,4% y en el último año, 755,9%.

“En Venezuela la situación está fea. No hay comida, no hay medicinas. Es innegable”, llegó a decir monseñor Claudio María Celli, enviado del Papa Francisco para la mediación del diálogo entre Maduro y la oposición.

El pasado 18 de Julio, con el esfuerzo de la comunidad de venezolanos en Chile y la ayuda de diferentes entes chilenos e internacionales, salió de Valparaíso rumbo a Cáritas de Venezuela un contenedor con 3 toneladas de carga correspondiente a 75.948 unidades de medicamentos. El embarque arribó al puerto de La Guaira el 23 de Agosto en una nave procedente de Cartagena de Indias.

A pesar de haber realizado las gestiones con las autoridades locales, apoyados por el Nuncio Apostólico en Venezuela, Aldo Giordano, e inclusive desde el Vaticano, las autoridades competentes se niegan en permitir la entrada de los medicamentos, denuncia el periodista Nelson Bocaranda en su columna Runrunes.

A fines de septiembre se venció una parte de la carga, sin poder llegar a las manos de los venezolanos más necesitados. Si el contenedor no es liberado de aduana, seguirán venciéndose los medicamentos.

El odio contra la Iglesia -ignorando el auxilio que el mismo Maduro pidió al Papa a escondidas y con urgencia- y quien preside la organización de caridad católica, Baltazar Cardenal Porras, no los deja permitir la liberación de la ayuda humanitaria. Alegan que no hace falta.

Fuente: abc

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”