Política

Los caminos de Gustavo Elías terminan en Hugo Moyano

Con su denuncia presentada ante el fiscal Guillermo Marijuán, Elisa Carrió se adelantó a que el nombre del empresario tomara vuelo mediático

“Las principales empresas de (Gustavo) Elías terminan conduciendo a (Hugo) Moyano”, sentenció la diputada nacional Elisa Carrió en una denuncia presentada ante la Justicia en septiembre pasado. Y agrega: “En una empresa de Elías figuraba como empleada Valeria Salerno, hija de la actual esposa de Moyano”.

Con su denuncia presentada ante el fiscal Guillermo Marijuán, la líder de la Coalición Cívica se adelantó a que el nombre del empresario Gustavo Elías tomara vuelo mediático luego de la adquisición del legendario periódico La Nueva Provincia.

Con la compra del diario bahiense, el nombre de Elías abandonó el pago chico de Bahía Blanca y ocupó espacio en la mayoría de los medios de comunicación nacionales, muchos de los cuales pusieron en la mira su relación histórica con el líder de Camioneros, Hugo Moyano.

Fundado en 1898, la Nueva Provincia es uno de los diarios más antiguos de la Argentina, cabeza, a la vez, del primer multimedios del país, ya que fue la primera empresa de medios nacional que tuvo diario, radio, televisión y cable.

Vínculos consolidados con Moyano

“El Turco” Elías es el hombre más fuerte en el entorno de Moyano. Este hombre, de 49 años, maneja una serie de compañías clave para Moyano y el sindicato de Camioneros.

La empresa Chenyi SA, de Elías, saltó a la fama porque la hijastra del líder sindical aparecía cobrando un sueldo de la compañía ubicada en Puerto Madero.

“Su relación con Moyano comenzó a fines de los 90. Elías tenía una maderera que fabrica los palets para los camiones y lo buscó para crear el primer parador para los camioneros en el puerto de Bahía, y desde entonces se hicieron grandes amigos”, contó un allegado al empresario al periódico Perfil.

Elías fundó Chenyi en 2002, una empresa de logística de transporte de cargas peligrosas con sede en Puerto Madero. En esa compañía, cabeza de su holding, figuró que trabajaba Valeria Salerno, a quien Moyano define como “mi hija”.

Se trata de la hija de su actual mujer, Liliana Zulet. Según voceros de la compañía, la joven de 31 años, trabajó sólo cinco meses en Chenyi, luego de que Moyano le pidiera a Elías que le dé trabajo a su hijastra.

Socio del abogado de Moyano

En Bahía Blanca, Elías es vicepresidente de la Unión Industrial local, cuyo titular es precisamente su socio Gustavo Damiani. Ambos son titulares de Ivetra, el Instituto Verificador del Transporte, junto a Daniel Llermanos, el abogado penalista de Moyano.

Ivetra es la empresa montada para cobrar peaje a unas 5 mil empresas de camiones en el puerto. Cobra 67 dólares por contenedor que ingresa al puerto, unos 45 mil por mes, lo que da una facturación de más de 3 millones de dólares mensuales.

“Elías es Moyano, pero logrará trascenderlo”

Elías, además de ser uno de los socios fundadores del grupo periodístico La Brújula 24, lidera varias empresas de capitales argentinos que se encuentran diversificadas en múltiples sectores, entre ellos logística; inmobiliario; automotor; seguros; agroindustria y desarrollos tecnológicos.

En diálogo con el diario Perfil, un allegado al empresario bahiense resumió: “Elías es Moyano, pero logrará trascenderlo. Cuando Moyano ya no esté en el poder gremial, Elías va a seguir facturando millones”.

Su intención de quedarse con La Nueva Provincia terminará de blindar a Elías en los medios locales de Bahía Blanca, ya que antes de esta operatoria figuraba como dueño de La Brújula 24, el grupo de medios más fuerte de la ciudad bonaerense.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El Gobierno no descarta acuerdo con Massa por Ganancias: “Ojalá se dé”

Al mismo tiempo, el jefe de Gabinete pidió al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, decir “la verdad” ya que consideró que el proyecto presentado por el opositor no presenta números reales

Echaron a “Acero” Cali del bloque de concejales peronistas de Escobar

Fue tras el informe de Telenoche, que se hizo eco de las denuncias de vecinos por un dudoso proyecto inmobiliario en una zona de humedales del distrito; el FPV adujo “diferencias irreconciliables”