Política

Llamado complicado: cómo fue el complejo camino de Macri hacia Trump

Las gestiones fueron en medio de una tirante interna dentro del Palacio San Martín. El contacto fue el producto de una serie de comunicaciones mantenidas por la canciller Susana Malcorra

El presidente Mauricio Macri tuvo que transitar un largo laberinto de consultas antes de escuchar la voz en el teléfono de su par electo de los Estados Unidos Donald Trump, que este lunes le dedicó más de diez minutos, en un tono amable que concluyó con invitaciones mutuas.

Según detalla el portal Letra P, las gestiones fueron en medio de una tirante interna dentro del Palacio San Martín. El llamado telefónico fue el producto de una serie de comunicaciones mantenidas por la canciller Susana Malcorra, aunque la cadena de intercambios concluyeron en el teléfono neoyorkino de Jared Kushner, yerno del empresario y marido de Ivanka Trump, la segunda de los cinco hijos del magnate.

Kushner es, desde hace una década, el dueño del semanario The New York Observer y uno de los hombres mas cercanos del entorno del mandatario electo.

La llamada desde la Casa Rosada finalmente llegó a ese teléfono, luego de una serie de consultas organizadas por Malcorra, según explicaron voceros del Palacio San Martín.

El dato de la llamada y el rol de la canciller no pasaron inadvertidos para los protagonistas de las sordas disputas que laten dentro del Gobierno desde la semana pasada, cuando toda la administración de Cambiemos jugó su apoyo a favor de la aspirante del Partido Demócrata Hillary Clinton, que terminó derrotada.

Según explicaron en la Casa Rosada la decisión de apoyar a Hillary Clinton “fue del Presidente, y Malcorra se hace cargo de las críticas, porque es su función en situaciones como esta”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Michetti defendió, aunque con reparos, el polémico decreto sobre el blanqueo

La vice presidenta aseguró que “de acuerdo a como me la explican no creo que esté mal” el decreto presidencial que permite a los parientes de funcionarios blanquear sus capitales