Policiales

La dramática historia de la familia que le entregó todo su dinero al estafador Viglione

Una pareja de jubilados le dio 25.000 dólares al periodista. Luego convencieron a sus hijas y a su nieta de sumar sus ahorros.

“Beto” venía siguiendo con mucha atención las recomendaciones que Daniel Viglione lanzaba desde su programa de radio, “Economy Geeks”.

Según detalla el diario Clarín, el financista se había armado de un speech convincente y, en medio de datos profusos y de un redundante palabrerío técnico, intercalaba repetidamente la invitación a invertir con él.

Por eso, unos días antes de vender su casa, “Beto” lo fue a ver a su oficina: quería acceder a esa “comunidad” de inversores de la que tanto hablaba el periodista en los medios.

Las víctimas de Viglione posan con el formulario que les dio a cambio de su dinero. No quisieron mostrar sus rostros.

Las víctimas de Viglione posan con el formulario que les dio a cambio de su dinero. No quisieron mostrar sus rostros.

Con su esposa, Graciela, habían comprado “una linda casita” en la década del 80, cuando llegaron a Mar del Plata con sus dos hijas, que entonces tenían 7 y 9 años. Un tiempo después se mudaron al centro de la ciudad gracias a que “Beto” consiguió trabajo en la portería de un edificio. Entonces pusieron la propiedad en alquiler.

“Pero era un dolor de cabeza”, cuenta hoy la mujer. “Nos la devolvían cada vez peor. Nos dijimos: aún malvendiéndola, le podemos sacar una plata”.

Y eso hizo este matrimonio de jubilados marplatenses. La casa se vendió en 2011. “La vendimos hoy, mañana le llevamos la plata”, le anunció “Beto” a Viglione. Y así fue, de un día para el otro le entregó 25 mil dólares en efectivo a Viglione.

A cambio recibió una copia del mismo formulario que les entregaba a todos sus clientes, con el logo de un conocido broker neoyorkino -hoy se sabe que era falsificado-, con su firma y una tarjeta con el número de cuenta y la clave para acceder a una página web a través de la cual podrían seguir los progresos de la inversión. “¿Qué mejor? Tener plata en tu casa es un peligro, la pusimos a trabajar”, explica hoy Graciela.

Tan buenos eran los números leían en la pantalla de la computadora que cuando Viglione comenzó a invitar desde sus programa a “pequeños inversores”, “Beto” les sugirió a Daniela y a Alejandra, sus hijas, que también depositaran su dinero “con Daniel”. Cada una de ellas le llevó 3 mil dólares, para empezar. Y pronto hizo su aporte Andrea, la nieta.

Ahora están enojadas, se sienten impotentes, repasan la relación que durante años mantuvieron con un “estafador”, un “cínico” que “era el primero en saludarte por el día de tu cumpleaños”, recuerdan. Pero por sobre todo, más allá del dinero que perdieron a manos del financista, están preocupadas por la salud del abuelo “Beto”. Tiene 72 años y se jubiló hace una semana.

“Está operado del corazón -dice Graciela, mientras estruja entre sus manos un pañuelo de papel- y no sabés lo que es su cara cuando lo ve en las noticias: a él lo defraudó en la confianza”.

“Que por favor pague por lo que hizo, que quede preso”, reclama la mujer. Cuenta que confiaron en Viglione por su perfil público.

“Se mostraba como un periodista serio, estaba en radio y mucha gente invertía con él desde hacía años. Para mi marido fue un golpe durísimo, porque él lo sentía un amigo, alguien cercano, lo seguía en la radio y en Facebook. Para él lo que decía era lo justo, lo respetaba. Hasta compartía sus audios”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados