Política

Nepotismo preocupante en la Justicia: quiénes son los jueces que nombraron parientes

Los hijos de Servini, la esposa de Lorenzetti y los hermanos Ramos, todos casos de favoritismo en el Poder Judicial

jueces

A pesar de toda la charla que existe sobre nepotismo en el Congreso de la Nación, no muchos prestan atención a los lazos familiares entre los distintos funcionarios del Poder Judicial, que incluso exceden los tiempos de un periodo presidencial o legislativo.

La expresión “familia judicial” que se usa para graficar cómo los miembros de la Justicia se mueven en forma de clan, en algunos casos es más literal, como es el caso de María Romilda Servini, titular del juzgado federal Nº1, tiene dos hijos que trabajan para la Justicia: Juan Carlos Cubría, administrador general del Consejo de la Magistratura y Eduardo Cubría, fiscal de instrucción Nº 48 de la ciudad de Buenos Aires.

Pero no son los únicos del clan. Las esposas de los dos hijos de Servini también trabajan para el Poder Judicial: Nora Dorado, la esposa de Juan Carlos, es jueza de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social, y Stella García Vigo, ex esposa de Eduardo, es defensora Nº 6 de menores.

El juez federal Nº 2, Sebastián Ramos, quien investiga la pata argentina del Lava Jato, también tiene familiares en la Justicia: su hermano Sebastián trabajó más de 20 años en el juzgado federal Nº 3, que hoy está a cargo de Daniel Rafecas, y su otro hermano Martín, se desempeñó entre 1991 y 1994 en el juzgado de Servini y luego en el de Norberto Oyarbide con el cargo de secretario, que ostenta hasta hoy. El miércoles 9 de noviembre se trató en la Comisión de Acuerdos del Senado el pliego para que Martín Ramos sea designado como juez federal Nº 1 de Morón.

Ariel Lijo, el juez federal Nº 4, no se queda atrás: su actual pareja, Magalí Mazzuca, es prosecretaria en la Secretaría de Juicios Ambientales de la Corte Suprema, mientras que su ex esposa, Silvina Cavallo, hermana del ex juez Gabriel Cavallo, es fiscal federal de Quilmes.

Rodolfo Canicoba Corral, el más antiguo de los jueces, tiene un hijo que también es juez federal: Emiliano Canicoba Corral tiene a cargo el juzgado federal en lo Criminal y Correccional Nº 1 de San Martín. El nombramiento de Canicoba Corral Jr. fue cuestionado porque fue uno de los últimos pliegos que envió Cristina Kirchner al Senado y se interpretaba como una devolución de gentilezas hacia su padre por dos sobreseimientos que dictó a favor de la ex presidenta.

Marcelo Martínez de Giorgi, el juez federal Nº 8 de Comodoro Py, conocido por haber sido plantado por Hebe de Bonafini cuando la llamó a indagatoria, tiene a su esposa trabajando en el mismo edificio, pero dos pisos más abajo. Él está en el cuarto piso y su mujer, Ana María Juan, es la prosecretaria de la Sala I de la Cámara Federal. La sala I está integrada por Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, y el tercer lugar quedó vacante tras la renuncia de Eduardo Farah, quien es titular en la Sala II.

El camarista Jorge Ballestero tiene dos hermanas que trabajan para el Ministerio Público Fiscal. María Esther Ballestero es secretaria letrada y está a cargo del Unidad de Apoyo y Control de Actuación Funcional de la Procuración. Su otra hermana, María José, trabaja palmo a palmo con Eduardo Cubría, el hijo de “la Chuchi”, en la fiscalía de Instrucción Nº 48 de la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Revista Noticias

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión