Política

¿Cristóbal López se queda sin los peajes?

El empresario tiene las autopistas Ricchieri y Ezeiza-Cañuelas. Vialidad Nacional le rescindiría las concesiones porque deben $500 millones

Cristóbal López sigue acumulando problemas dentro de sus negocios. El empresario K le debe al Estado sumas millonarias.

Te puede interesar:

Según detalla el portal Seprin, con Vialidad Nacional tiene una deuda que asciende a los $500 millones, en concepto del pago del Recurso de Afectación Específica (RAE), dinero corresponde a un porcentaje de los peajes que cobran las empresas concesionarias.

En cuanto a la deuda con Vialidad, la empresa AECSA, concesionaria de autopistas Riccheri y Ezeiza – Cañuelas, se niega a pagar el dinero reclamado por el Estado y López interpuso una medida cautelar para frenar la rescisión del contrato.

Por su parte, la empresa afirma que la gestión anterior no le permitió modificar el precio de los peajes, por lo tanto, consideran que el Estado también generó una deuda, en concepto de las pérdidas ocasionadas por esta regulación.

Los números fueron publicados por Clarín: Vialidad Nacional le reclama a López una deuda de $355.840.821 más $119.214.090 de intereses, es decir, $475.054.911en total. La cuestión todavía se encuentra en vías de análisis.

El 99,12% de AECSA pertenece a otra empresa de López, la constructora CPC, mientras que el 0,08% restante es de Carlos De Sousa. Por lo tanto, empresario, que está siendo investigado por presunta defraudación al Estado, tiene en juego gran parte de su capital.

Pero a diferencia de Báez, López está intentando mantener sus negocios durante la gestión Macri. De hecho, durante el 2016 AECSA comenzó a pagar la tasa correspondiente al RAE y sólo se niega a pagar la deuda contraída durante los años anteriores, cuando el Estado mantenía congelado el precio de los peajes.

Por otro lado, desde Vialidad, ahora bajo la gestión de Javier Iguacel, demandan el pago de la totalidad del dinero, aunque remarcaron que el gobierno de Cristina Kirchner miró al costado durante años y jamás exigió el cumplimiento de esas obligaciones.

Asimismo, además de controlar ni exigir el pago de las deudas que se iban acumulando, el Gobierno K premió a López extendiendo por 30 años el contrato de concesión de la administración de las autopistas.

Ese contrato sólo fue firmado por el ex director del Órgano de Contralor de las Concesiones Viales (Occovi), Gustavo Gentilli, quien intentó que el negocio quede cerrado antes del cambio de gobierno. No obstante, nunca fue firmado por los nuevos responsables de Vialidad, quienes ya adelantaron que no avalaran la renovación.

Ante esta negativa, López presentó un recurso administrativo contra Vialidad, aduciendo que pueden rechazar la firma del contrato que se había acordado durante la gestión de Cristina Kirchner.

Lo llamativo es que el contrato actual de López será válido hasta marzo de 2021, por lo tanto, el intento de extender la concesión por 30 años más fue un intento de salvaguardar los intereses del empresario aliado.

La vigencia del actual acuerdo es la razón por la que Vialidad no planea llamar a un concurso de manera inmediata y procederá a exigir el pago de la deuda, que debería destinarse a financiar obras.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”