Donald Trump Presidente

“Calexit”: el movimiento independentista de California tras la victoria de Trump

Sus votantes se inclinaron mayoritariamente por Hillary Clinton. Representa la sexta economía más grande del mundo y es económicamente más poderosa que Francia. ¿Puede dividirse de Estados Unidos?

california

La victoria de Donald Trump en los comicios presidenciales del martes, sumieron en desconcierto y desconsuelo a miles de norteamericanos. El magnate pudo acaparar el voto de un sector del electorado interpeleado por su cansancio del “establishment” y de la política tradicional. Con un discurso xenófobo, homofóbico y racista confeso, el millonario llegó a la presidencia de la mayor potencia mundial.

Ante el resultado, en California cobró fuerza un movimiento que brega por su separación de Estados Unidos, es decir una especie de “Calexit” (palabra formada por California y exit). Se trata del estado que más votos aporta al Colegio Electoral (55) y que le dio su apoyo mayoritario a la candidata demócrata Hillary Clinton.

El término, acuñado en referencia al Brexit se volvió tendencia en redes sociales en cuanto se hizo evidente que Trump sería el nuevo presidente de Estados Unidos.

Si bien es una probabilidad extremadamente remota, lo cierto es que la iniciativa que defiende la independencia de California no es algo nuevo, aunque antes no tuviera un nombre de moda.

Tras la victoria de Trump, sus defensores confían en poder convocar un referendo sobre el tema para la primavera de 2019.

“Como sexta economía más grande del mundo, California es económicamente más poderosa que Francia y tiene una población mayor que Polonia”, señalan los partidarios de la independencia en su página web.

“Sector por sector, California se compara y compite con países, no sólo con los otros 49 estados de la unión”, añaden. “Desde nuestro punto de vista, EE.UU. representa muchas cosas que chocan con los valores de los californianos”, dicen.

“Seguir siendo un estado significa que California continúa financiando a los otros estados en detrimento propio y de nuestros hijos”.

La secesión de California se ha planteado otras veces y no se ha materializado. Expertos constitucionalistas aseguran que un estado no puede salir de una unión legalmente. Pueden dividirse e ingresar nuevos, pero no irse.

Pero del otro lado, se recuerda que en la primera frase de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, los fundadores del país establecieron su derecho a “disolver los lazos políticos” y formar una nueva nación.

La Campaña por el Sí para la Independencia de California presentará una iniciativa ciudadana en las elecciones de medio término de 2018, que de ser aprobada, servirá para convocar un referendo a favor o en contra de la independencia de California de Estados Unidos para la primavera de 2019. La campaña considera que California ejerce una influencia positiva en el resto del mundo y que puede hacer el bien mejor como país independiente de lo que es capaz como estado de EE.UU.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Crisis total en Santa Cruz: el peor momento del kirchnerismo

Escuelas están casi paralizadas, creció el endeudamiento de la provincia y hay malestar en el propio PJ