Política

El sindicalista que se reúne con Macri y es clave en la reforma laboral

Es el sindicalista petrolero más poderoso del país. Se vio con Macri tres veces en el último mes y medio

domingo 6 de noviembre de 2016 - 8:47 am

Se trata de Guillermo Pereyra, líder del sindicato petrolero de Neuquén, la gremial más poderosa del país para petroleros.

El tema que lo une con el presidente es la reforma laboral del sector petrolero de la que se puso al frente el propio Macri para conseguir inversiones para Vaca Muerta.

El presidente quiere, además, que ese acuerdo gremial –que establece un régimen de trabajo atado a la productividad laboral e implica una reducción de los salarios petroleros– sirva de tubo de ensayo para luego replicarlo con otros gremios como los mecánicos de Smata, el sindicato de energía eléctrica y el de la marina mercante.

LEA MÁS  Urtubey advirtió que una parte del peronismo "quiere voltear a Macri"

En esa estrategia Pereyra juega un papel central. El sindicalista –que a su vez es senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino y preside la Comisión de Energía de la Cámara alta— conduce desde 1984 el gremio petrolero más importante del país, con más de 15 mil afiliados y con injerencia sobre los campos no convencionales de la cuenca neuquina.

En la cabeza de Macri, la fecha tope para la firma es el 15 de noviembre. Aranguren se reunió el jueves con Pereyra y con Manuel Arévalo, líder del sindicato de petroleros jerárquicos de Neuquén, en busca de cerrar los puntos del convenio que aún permanecen en discusión. El encuentro no resultó como planeaba el ex titular de Shell.

LEA MÁS  Cuáles son las razones por las que Macri evita más cambios de gabinete

Pereyra reclamó que, antes de firmar, quiere conocer en detalle los planes de inversión de las petroleras y llevarse el compromiso de los privados de que no reducirán el nivel de actividad. En la práctica, está pidiendo que lo ayuden.

Sabe que sin una propuesta positiva de las empresas como contrapartida no podrá viabilizar políticamente ante las bases del gremio un ajuste salarial como el que pretende la Casa Rosada. El sindicalista descartó que el convenio pueda firmarse la semana próxima, como aspira el Gobierno.

LEA MÁS  El Gobierno admite que vienen los meses más complicados
COMENTARIOS