Sociedad

Crece el misterio por una supuesta herencia millonaria perdida

Sucede en la provincia de Tucumán. La historia se plantea con la muerte del comerciante Ramón Alberto Lizondo, de 65 años y que tenía una distribuidora de gaseosas en la sureña ciudad de Simoca

Un misterio que no tiene resolución. Una herencia desató una disputa entre familiares: algunos la presentan como millonaria mientras otros no creen que sea así pero igual se acusan por la desaparición del dinero.

Según detalla el diario Clarín, la historia se plantea con la muerte del comerciante Ramón Alberto Lizondo, de 65 años y que tenía una distribuidora de gaseosas en la sureña ciudad de Simoca.

El hombre se afincó allí unos diez años atrás y abrió su distribuidora en Rivadavia al 300, desde un principio tuvo suerte y el negocio funcionó.

El dinero no le faltaba y aseguran algunos que “tenía bastante”. Pero cuando se le preguntaba por qué no lo guardaba en el banco decía que no tenía confianza. El hombre se casó en dos oportunidades y se separó otras tanta. De esas dos relaciones le quedaron tres hijas, dos de la primera pareja y una de la otra.

LEA MÁS  Murió la escritora y periodista Sylvina Walger

El relato de la suma millonaria que había acumulado partió de su hermana Elsa Yolanda Medina (60), que vivía en Temperley, quien en una oportunidad que lo había visitado cuando se encontraba enfermo.

Lizondo le anunció la existencia del dinero y sus deseos de que en el caso de morir, lo distribuyera entre ella, sus hijos y nietos. Hasta ahi de la suma en cuestión nadie sabía a ciencia cierta a cuanto ascendía.

La pasada semana el hombre desmejoró y finalmente el pasado jueves falleció. Desde ese momento comenzó la guerra en pos del dineroque Medina denunció que ascendía a cuatro millones de pesos y que el hombre había enterrado, dentro de bidones de plástico, en el fondo de su casa.

LEA MÁS  Las mejores fotos del "verdurazo" en Plaza de Mayo

Asimismo la mujer manifestó que se enteró que Gabriela, hija del segundo matrimonio, acompañó a su padre cuando era trasladado en ambulancia y que le informó de la existencia del dinero, el lugar donde se encontraba.

Elsa hizo su denuncia en la sede policial de la localidad, ya que había llegado a Tucumán tras el sepelio y luego de haber ido en busca del dinero hasta a casa de su hermano junto a su primo Miguel Lizondo.

En su denuncia manifiesta que “desenterramos el bidón y nos dimos con que en el interior solo había unos cuantos billetes amohosados y sin valor”. La fortuna que esperaba encontrar se había esfumado.

Roxana, hija del comerciante Ramón Lizondo

Por su parte Roxana, otra de las hijas del hombre pero del prumer matrimonio, le explicó al diario local La Gaceta que “no se si había tanta plata como se dice, pero la cuestión es que la voluntad de nuestro padre fue que se lo distribuyera en parte iguales entre todos lo herederos y aquí hay alguien que se llevo todo” para agregar que “hay vecinos que vieron a Gabriel y su madre sacar del negocio varias bolsas negras de plástico, supuestamente con el dinero. Las subieron en un auto y se fueron. Esto habría ocurrido durante el velatorio de mi padre”.

LEA MÁS  El misterioso cierre de la famosa panchería Discapanch
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Caos en Venezuela: el mensaje de Francisco a Maduro para evitar la violencia

El Sumo Pontífice habló sobre la crisis a bordo del Airbus 321 de Alitalia y confirmó que la Santa Sede “se está moviendo para facilitar una salida a la situación explosiva”

papa francisco http://www.nexofin.com/archivos/2016/09/papa-francisco.jpg

Corrupción en la Procuración: los mails que complican a Gils Carbó

Alejandra Gils Carbó http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/alejandra-gils-carb-1.jpg

El fiscal Taiano, a cargo de la investigación por el negociado con la compra-venta del edificio de la calle Perón 667, tiene los mensajes en papel