Medio Ambiente

Informe oficial dice que contamina más Gualeguaychú que la planta de Botnia

Malas noticias para los entrerrianos: una comisión argentino-uruguaya lo determinó al comparar muestras de los efluentes de la pastera de Fray Bentos y del río Gualeguaychú, en Entre Ríos

botnia, papelera

Un informe oficial elaborado en conjunto por técnicos argentinos y uruguayos en las aguas del río Uruguay a la altura de Gualeguaychú (Entre Ríos) y Fray Bentos (Uruguay), detectó mayores niveles de contaminación en la costa argentina del curso de agua en comparación con la que se encontró en la salida de efluentes de la papelera UPM (Ex Botnia).

El informe de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), compuesta por funcionarios de los dos países, contempla 50 tomas de información del lugar en donde descarga sus efluentes líquidos la pastera de Fray Bentos y otras tantas en la desembocadura del río Gualeguaychú en el río Uruguay, del lado argentino. Todas fueron tomadas entre junio de 2011 y julio de 2015.

Según informó Clarín, las conclusiones del informe muestran que se hallaron menos de una decena de irregularidades en las tomas de datos en la planta pastera y que en varios casos esos errores fueron subsanados.

En cambio, en la costa argentina, donde llegan los efluentes vertidos por la ciudad de Gualeguaychú, se detectaron presencias de hierro en el agua mayores a las permitidas por la normativa argentina, aluminio en proporciones mayores a las reguladas en el 100% de las tomas y berilio (en 48 de las 50 muestras) y con el amonio (detectado en 36 de las 50 tomas).

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Las reservas del Central alcanzaron el nivel más alto desde agosto de 2011

Se elevaron a más de USD 50.750 millones. Ahora ingresaron por la colocación de deuda pública

dolares.jpg_1572130063 http://www.nexofin.com/archivos/2015/12/dolares.jpg_1572130063.jpg

La AFIP multará a los comercios y prestadores de servicios que no acepten tarjetas de débito

debito http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/debito.jpg

El organismo recaudador acordó con las entidades empresarias un período de adaptación. Incluirá a profesionales y monotributistas