Economía

Vivienda propia: estas son las mejores opciones para acceder a una casa

Con la desaceleración de la inflación, las consultas aumentaron y en septiembre el total de préstamos indexados sumó $ 700 millones y crece a un ritmo de $ 20 millones diarios

Puntos a tener en permanente consideración en materia financiera. La colocación de créditos hipotecarios con el sistema de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), que hace que la deuda se ajuste por inflación, comenzó de manera muy lenta luego de lanzarse en abril.

Según detalla el diario La Nación, con la desaceleración de la inflación, las consultas aumentaron y en septiembre el total de préstamos indexados sumó $ 700 millones y crece a un ritmo de $ 20 millones diarios.

El sistema tiene un fuerte potencial, porque la cuota inicial equivale a menos de un tercio de la de un crédito a tasa fija en el sistema tradicional y se asimila al valor de un alquiler. Sin embargo, la indexación de la deuda por inflación puede desvelar a los tomadores.

En el propio Banco Central reconocen que en los primeros meses primó el temor a tomar un crédito indexado, pero esa desconfianza empezó a ceder con la baja de la inflación.

El Santander Río tiene preaprobados más de 1400 créditos UVA y el Ciudad otorgó el 86% de los préstamos para vivienda en septiembre con ese sistema.

El Hipotecario ya entregó 116 créditos y el Macro anunció hace unos días que bajó la tasa de interés de 5,5% a 3,5% para aumentar la competitividad de su línea.

El crédito no se toma ni en pesos ni en dólares, se toma en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), que se convierten a pesos y se ajustan por el índice de inflación CER. Todos los meses el deudor paga un porcentaje de UVA convertido a pesos y se achica la cantidad de unidades que debe. Hasta ahí todos de acuerdo.

El problema es que si en un mes la inflación es más alta que la cantidad de UVA que se cancela, la deuda pendiente de pago no sólo no se reduce, sino que aumenta. Pero si a eso se agrega que el dólar fluctúa a la baja, en ese período el deudor recibirá la noticia de que el capital que debe en dólares es mayor al que se tomó cuando contrató el crédito.

En el BCRA explican que esa situación se da sólo porque se concentraron los meses de mayor nivel de inflación en la etapa inicial de un crédito, que es cuando el grueso de la cuota va a cancelar intereses y no capital, y con el dólar planchado. E insisten en que la secuencia debe medirse en el mediano plazo.

Una apreciación del tipo de cambio en un contexto de inflación alta, como el que se dio en el segundo trimestre, tendría también un aumento de los salarios medidos en dólares, por lo tanto el incremento de la deuda tendría como contracara un aumento de los ingresos en dólares.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”