Ciudad de Buenos Aires

Mejor no hacer la cuenta: ¿Cuántos días se pierden al año en ir y volver del trabajo?

Una encuesta realizada en más de mil personas reveló la cantidad de minutos diarios y anuales que en promedio conlleva esperar y movilizarse por la Ciudad de Buenos Aires

transito

Los porteños invierten en promedio 76 minutos diarios en viajar hasta el trabajo, según un estudio privado; muchos de ellos deben realizar combinaciones y cuando se suben a un medio de transporte tienen que viajar parados y apretados.

La encuesta, realizada entre 1004 personas que viven y trabajan en la Ciudad de Buenos Aires, asegura que los trabajadores invierten 13 días al año en esperar y transportarse en colectivo, trenes o subtes.

Quienes deben hacer combinaciones entre medios de transporte consumen más de su tiempo: es decir, pierden 106 minutos diarios. Para ellos, son 18 los días anuales que transcurren viajando por motivos laborales.

Otra dato que se desprende del estudio es que el 55% de los encuestados va a trabajar en colectivo, 15% lo hace en auto y 12% lo hace en subte. El resto, elige ir caminando o utiliza otro medio como la bicicleta, por ejemplo.

El informe, fechado en marzo de 2015, también reveló que los problemas exceden los horarios pico. Los entrevistados dijeron destinar en promedio más tiempo a los viajes realizados entre las 9 y las 10 (40 minutos) que antes de esa hora (entre 32 y 35 minutos). En la vuelta a casa, en promedio, los porteños invierten 45 minutos si se trasladan entre las 19 y las 20.

El estudio pertenece a Poliarquía Consultores para el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba).

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”