Historias de vida

Un ejemplo: encontró $10.000 de una jubilada y los devolvió

Un remisero encontró el dinero en su auto y volvió a buscar a la mujer; "Siempre nos está faltando plata, más ahora; para arreglar el auto me hubiese venido muy bien ese dinero, pero no, prefiero dormir tranquilo"

remisero

En San Clemente del Tuyú, un remisero encontró 10 mil pesos de una jubilada y los devolvió.

Néstor Ávila fue a buscar a una señora al banco, la llevó al supermercado y acordó pasarla a buscar por ahí 11.30. Mientras tanto fue a hacer otro viaje y, cuando le abrió la puerta al pasajero, descubrió que había un fajo de dinero.  La mujer había perdido diez mil pesos.

LEA MÁS  Tremendas imágenes: Filmaron una brutal paliza a un anciano de 102 años

En diálogo con Faro Noticias, el remisero contó el momento de la devolución del dinero. “Y… no lo podía creer… Encima estaba medio desesperada, porque cuando llegué justo iba a pagar en la caja y en ese momento se dio cuenta que no tenía la plata. Entonces entré yo, que la conozco, y le pregunto: Olga, ¿perdió algo? ‘Sí, la plata’, me contestó. ¿Es esto?, le dije y ahí se la di. Estaba desesperada, pobre”.

LEA MÁS  En el Día de la Memoria, las redes estallaron contra Milani

Ávila se describe como un “laburante” y con este gesto demostró su honestidad. “Siempre nos está faltando plata, más ahora. Para arreglar el auto me hubiese venido muy bien ese dinero, pero no, prefiero dormir tranquilo. Siempre hay que devolver las cosas. Dios te va a dar el doble”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Por “desacato”, Maduro disolvió el Parlamento venezolano

Se trataba de un órgano de poder controlado por la oposición; sus funciones ahora serán ocupadas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)

maduro-1 http://www.nexofin.com/archivos/2016/05/maduro-1.jpg

Evacuaron el anexo del Congreso por un incendio: qué lo originó

DYN03, BUENOS AIRES, 30/03/2017, INCENDIO EN EL ANEXO DEL CONGRESO. FOTO:DYN/GENT IVANA GIMENEZ http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/dyn03-22.jpg

Los empleados, legisladores y demás personas que se hallaban en el anexo “A”, se calcula unos 500 a esa hora, evacuaron las instalaciones en orden y sin que se produjeran escenas de pánico