Política

Cristina Kirchner quiere presentarse en el 2017 para no ir presa por 300 causas judiciales

La actitud de la ex mandataria giró mucho desde la derrota del último noviembre y las causas que la apremian en la Justicia tiene mucho que ver

El futuro de Cristina Kirchner permanece en incógnita. “Está tanteando para adentro y para afuera, quiere ver quiénes le siguen respondiendo y qué tanta recepción tiene en la sociedad”, explican desde su entorno.

Según detalla la revista Noticias, el cristinismo baraja tres hipótesis: la primera –y mejor– es que los números le cierren a CFK para que se presente a candidata a senadora o diputada en Buenos Aires en el 2017; la segunda, un poco menos optimista, es un revival de la fórmula del año pasado, con Scioli a la cabeza y ella apoyando desde un plano secundario; la tercera posición es que vuelva a darse la fórmula Kirchner-Scioli, pero esta vez con Cristina.

Un dato no menor: es notoria la pérdida de lugar de La Cámpora, la agrupación más resentida dentro del peronismo duro.

Sin embargo, las elecciones no son el único tema que desvela a Cristina. Su círculo asegura que el raid mediático y político al que se viene sometiendo tiene mucho más que ver con salir a plantarse frente a los avances de la Justicia que otra cosa.

“Creemos que el Gobierno milita para meter presa a Cristina. Por eso ahora no le exigimos conducción, está en un lugar muy difícil. Además, ¿quién le va a sacar ese lugar?”, dice, irónico, un ex funcionario muy cercano. Pero hay una realidad: la ex presidenta tiene que enfrentar casi 300 causas, según la Cámara Federal.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Jugada K en la Justicia: desplazaron de Casación a los jueces Borinsky y Hornos

Ambos magistrados formaban parte de la Sala I de Casación Penal, un tribunal que tiene varias causas que irritan al gobierno kirchnerista

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)