Salud

¿Por qué se contagian los bostezos?

Los hallazgos sugieren que es una forma de solidarizarse con las personas que experimentan una sensación, que en este caso, se suele relacionar con estrés, ansiedad, aburrimiento o fatiga

Los científicos han determinado que la gente bosteza más cuando lo hacen sus  seres más queridos. Existen conjeturas acerca de la relación entre contagio y empatía. Pero por primera vez, los científicos han observado y estudiado con detenimiento este fenómeno.

Según detalla la National Geographic, los resultados obtenidos durante el experimento mostraron que el ritmo del contagio de los bostezos es mayor en primer lugar con parientes, en segundo lugar con amigos, conocidos y por último desconocidos.

Te puede interesar:

Los hallazgos sugieren que el bostezo es una forma de solidarizarse con las personas que experimentan una sensación, que en este caso, se suele relacionar con estrés, ansiedad, aburrimiento o fatiga.

LEA MÁS  Alto riesgo: qué ocurre en tu estómago cuando consumís muchos antibióticos

El coautor del estudio, Ivan Norsica del Museo de Historia Natural de la Universidad de Pisa, Italia, explica que se trata de un mecanismo para compartir las emociones. El contagio de un bostezo refleja las emociones de ambas personas.

Cuanto más fuerte es el vínculo, más bostezos

Norscia y la coautora del estudio Elisabetta Papalagi, del Instituto de ciencias cognitivas y tecnologías de Roma, estuvieron un año recopilando datos conductuales de más de cien personas adultas de diferentes nacionalidades.

Las observaciones se realizaron en diversos escenarios (en trenes o durante comidas) en Italia y Madagascar. Los científicos recopilaron distintas variables, tales como las relaciones de los sujetos entre sí, los países de origen, géneros y estilos de bostezo (bostezar con la boca abierta o bostezos más contraídos).

LEA MÁS  La fórmula para cuidar el corazón y prevenir los infartos

El equipo desarrolló un modelo estadístico basado en sus datos y comprobó que efectos de cada variable influían en el contagio de bostezos.

En el estudio, publicado en el diario PLoS ONE, el vínculo social resultó ser un predictor de respuesta al bostezo de otra persona. Según Andrew Gallup, biólogo de la Universidad de Princeton, la empatía puede estar relacionada con el contagio de bostezos entre humanos.

Cuando bostezamos, ¿prestamos atención?

Sin embargo, Gallup señaló un pequeño vacío en los nuevos resultados. Gallup propone que tal vez simplemente nos fijamos más en nuestros seres queridos,  por eso nos percatamos más de los bostezos en amigos y familiares que en desconocidos.

Gallup confiesa “No pretendo desacreditar los resultados. Solo propongo considerar esta teoría”. También plantea elaborar un experimento para salir de dudas. El experimento consistiría en enseñar a los sujetos videos de personas que tengan diferente relación con los otros estudiandos, y obligar a que presten la  misma atención a cada individuo del video por igual.

LEA MÁS  ¿Qué son y a quiénes pueden afectar las temibles infecciones intrahospitalarias?

Norsica opina respecto al experimento de Gallup, que es muy difícil obligar a alguien a prestar atención simplemente diciéndoselo. Controlar la atención de las personas ajenas no es fácil.

El por qué, sigue siendo un misterio. La empatía como respuesta sigue siendo una razón poco clara. A nivel evolutivo, el contagio de bostezos es un fenómeno relativamente nuevo en humanos, chimpancés y babuinos. Sin embargo los bostezos espontáneos existen desde hace más de 200 millones de años.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Cristina bloqueó en Twitter a Mirtha: cuál fue su respuesta

En las últimas horas, la diva de los almuerzos de Canal 13 realizó una captura de pantalla donde puso en evidencia a la ex presidenta

poli4 http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/poli4-1.jpg

Corrupción en la Procuración: los mails que complican a Gils Carbó

Alejandra Gils Carbó http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/alejandra-gils-carb-1.jpg

El fiscal Taiano, a cargo de la investigación por el negociado con la compra-venta del edificio de la calle Perón 667, tiene los mensajes en papel