Alimentación

Ocho datos que tenés que saber sobre eliminar grasa y perder peso

Si establecemos como objetivo reducir la talla o la masa lipídica, debemos tener en cuenta no descuidar la muscular

woman's feet on a domestic weight scale and measuring tape around them

Bajar de peso puede ser muy difícil para algunas personas y mucha veces lo que se quiere lograr es eliminar grasa y si se recurre a métodos muy drásticos se termina perdiendo masa muscular.

Entonces, ¿qué consejos podemos seguir para conseguir los objetivos y reducir lo necesario?

1. Hacer dieta no significa pasar hambre

Cuando tratás de perder grasa corporal debés comer menos de lo que estás quemando, ya que se trata de tener un déficit de calorías en tu dieta.

Tratá de experimentar con tu dieta, a la vez que mantenés las calorías. Es decir, buscá estabilizar las calorías que necesitás para mantener tu peso actual. Si reducís las calorías a niveles peligrosamente bajos darás lugar a la pérdida de músculo con la grasa que estás quemando.

Te recomendamos que uses una calculadora para estimar cuál será un buen punto de partida para tu plan de alimentación. Lo mejor sería acudir al nutricionista para que realice la valoración completa.

2. Tené cuidado con la actividad cardiovascular

Cuando tu dieta está en el punto adecuado, el cardio puede acelerar la quema de grasa mediante el uso de más calorías. Sin embargo, si te dejás llevar, podés comenzar a dañar tu progreso.

El exceso de cardio intenso puede hacer que tus músculos desaparezcan junto con la grasa al convertir a tu metabolismo en catabólico. Esto hará que te sientas agotado, flácido y cansado.

Una forma de incorporar la actividad cardiovascular es limitándola a 3 sesiones de 30 minutos a la semana. Esto ayudará a tu cuerpo a eliminar grasa de manera rápida.

3. El levantamiento de pesas no necesariamente quema grasa

En realidad, sólo puede ayudarte a desarrollar músculos. Podés usarlo como complemento para mantener la masa muscular mientras que quemás cantidades significativas de calorías con actividades como el cardio.

Para obtener los mejores resultados podés emplear una rutina en las barras, por ejemplo. Este movimiento activa tu cuerpo empleando la mayoría de los músculos a la vez y te permite quemar grasa con más facilidad.

4. Controlar en exceso tu consumo de carbohidratos

Podés obtener muchos beneficios si disminuis los carbohidratos y aumentás las proteínas y grasas en tu dieta. Pero si te privás completamente de los carbohidratos por un tiempo prolongado, comenzarás a perder masa muscular y tendrás la sensación de pérdida de energía.

Manipulá los carbohidratos principalmente antes y después de tus entrenamientos para eliminar grasa y obtener mejores resultados.

5. Sé realista con el tiempo para tu transformación

En función de la cantidad de grasa corporal que necesites eliminar, debés marcarte metas de, al menos, 3 meses de verdadero compromiso con tu causa.

Si te tomás tu entrenamiento en serio, podrás verte como una persona diferente en este tiempo. Aseguráte de realizar un seguimiento del consumo de tus calorías, controlar tu peso antes y llevar un registro de fotos.

6. El hambre es normal

Si seguís tu dieta al pie de la letra es probable que, a veces, sientas un poco de hambre. Si restringís severamente las calorías y, de repente, no sentís más hambre, es posible que tu metabolismo se haya ralentizado. Lo que necesitás es que se acelere para ayudarte a eliminar grasa.

Debés sentir un hambre moderado cuando te despiertas y entre las comidas, pero no en exceso. Podés utilizar una “comida trampa” para que tu metabolismo vuelva a ganar ritmo. Un truco que puede ayudarte a mantener tu metabolismo veloz es comer un pomelo antes de dormir.

7. Descansá lo suficiente

Hacer dieta puede tener efectos sobre el sueño y puede que te sea más difícil dormir si sentís un poco de hambre. Sin embargo, es recomendable que tengas, al menos, unas 8 horas de sueño de calidad. Muchos de los procesos para eliminar grasa se producen durante este tiempo.

Considerá también la posibilidad de tomar un suplemento de melatonina para ayudarte a conciliar el sueño. Otra opción es la de consumir una pequeña merienda nocturna de carbohidratos, tales como la avena, antes de acostarse. Siempre y cuando tus calorías diarias estén bajo control, esto no perjudicará tu progreso.

8. Tres bebidas que impulsan tu metabolismo

Son grandes aliadas a la hora de eliminar grasa y perder peso. El 99% de las veces es mejor elegir el agua natural y sin sabor, pero las otras dos opciones son excelentes complementos.

  • Agua: Es esencial para todo tipo de funciones corporales, además de para aumentar el metabolismo.
  • Té verde: Contiene muchos antioxidantes beneficiosos para la pérdida de peso.
  • Café: La cafeína aumenta el metabolismo y te ayuda a tener energía.

Fuente: Mejor con salud

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados