Consumo

El consumo masivo sigue en picada y crece la preocupación

Las compras cayeron 5,3% en septiembre y 4,3% en el año, los principales motivos son la pérdida del poder adquisitivo y puestos de trabajo

SUPERMERCADOS-ARGENTINA-e1450053374188

En septiembre, el consumo masivo cayó 5,3% respecto del mismo mes de año pasado, y acumula una merma del 4,3% en lo que va del año, según los datos que releva la consultora Scentia.

La caída del mes pasado se desaceleró un poco respecto de agosto, cuando los niveles de venta fueron los peores del año al registrar caídas del  8,1% según esta misma medición y del 7,4% en el caso de la consultora CCR.

La principal causa son los problemas a nivel de poder adquisitivo de los consumidores que repercutieron en las ventas, en donde la inflación le ganó ocho veces al salario.

“A esto se suma la pérdida de puestos de trabajo en varios sectores y en especial, en la construcción (con una caída del 12,8% entre enero y agosto, respecto del mismo lapso del 2015) que impacta fuerte en los niveles del consumo masivo”, apuntó el analista y presidente de Scentia, Osvaldo Del Río.

En el caso de las canastas relevadas, se detectó una suba promedio de los precios del 33,1% a nivel interanual.

Según los sondeos de la consultora CCR, un 72% de los consumidores declaró el mes pasado tener “bastante o mucho” menor poder adquisitivo en el último año frente a un 69% que dijo lo mismo en abril.

Las categorías más afectadas resultaron los productos de limpieza, ropa y hogar y también los de higiene y cosmética. “Vemos que aquellos artículos que no son de primera necesidad son los que más caen”, señala Del Río a Clarín.

Los alimentos también se contraen en promedio 3,3%. Las bebidas con alcohol tuvieron una baja menor, del 2% y las bebidas sin alcohol, retrocedieron 5,2%. Según un informe de la consultora Abeceb, este año, el consumo de bebidas terminará con una caída promedio del 7,7% (ver aparte).

Como resultado de los menores niveles de compra, “notamos que en septiembre hubo un 3,5% menos de transacciones que en agosto y 2,1% menos si la comparación se hace en forma interanual”.

La medición de Scentia incluye los tickets de compra en 24.300 puntos de venta, entre supermercados y autoservicios independientes incluidos los chinos.

Se trata de los canales que concentran el 67% del total de las ventas del país. Y abarca alimentos (menos la fruta, verdura y carne que se venden al peso); productos de limpieza, higiene, cosmética y tocador.

Otro detalle es el peso de las promociones en los tickets de compra. “Cada 100 tickets, encontramos un 13% con productos que tienen algún tipo de descuento; un 11% corresponde a marcas propias (de las cadenas) y un 7% tiene productos de la línea de precios cuidados”, según Del Río.

Por ahora, la recuperación en los niveles de consumo masivo va a demandar un poco más de tiempo, según Del Río. “Deberíamos tener un muy buen último trimestre para que el 2016 termine con una baja del 3%”, dice. Según su óptica, esa mejora llegará recién en el primer semestre del 2017.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Crisis total en Santa Cruz: el peor momento del kirchnerismo

Escuelas están casi paralizadas, creció el endeudamiento de la provincia y hay malestar en el propio PJ