Corrupción K

Qué dice la pericia médica sobre la salud de Lázaro Báez

Los estudios confirman que el empresario K tiene hipertensión, diabetes y asma, pero no aconsejan la prisión domiciliaria. ¿Qué pedirá su abogado?

“Lázaro Báez mide 1,71, pesa 88 kilos, presenta antecedentes de hipertensión, diabetes tipo II y asma bronquial”, según detalla una de las primeras páginas del informe médico que el Cuerpo Forense le realizó hace dos semanas al empresario K.

Te puede interesar:

Según indica el diario Clarín, el protagonista fue examinado por un cardiólogo y un neumonólogo entre otros especialistas, y una de las conclusiones es que sus patologías son “crónicas” y requieren “tratamiento multidisciplinario”además de ejercicio y controles periódicos.

El documento, que ya ingresó al juzgado de Sebastián Casanello, recomienda que en el Penal cumpla “con las indicaciones de sus médicos tratantes”.

En principio, no hay argumentos para otorgar una prisión domiciliaria, algo en lo que no coincide Maximiliano Rusconi abogado defensor del empresario K que reiterará el pedido.

Su familia siempre remarcó el poco cuidado que le dedicaba a su salud antes de ingresar al penitenciario. Según los especialistas del cuerpo médico forense, las patologías detectadas guardan un “curso crónico”, y requieren un tratamiento “multidisciplinario” que incluye: medicación, cuidado de hábitos higiénico-dietéticos, “con realización de ejercicios y controles periódicos”.

El control realizado por el cardiólogo especificó que presenta un cuadro de hipertensión y sugirió que para tener una evaluación cardiovascular más completa, se le realice a Báez un “ecocardiograma doppler y un holter de tres canales por 24 horas” y que una vez efectuado este estudio, deben remitirse los resultados del mismo.

El neumonólogo por su lado, señaló que el empresario K presenta un “asma bronquial leve” con “manifestaciones clínicas y funcionales”.

Los médicos que vieron a Báez consideraron que sus parámetros de salud “cumplen con los criterios estándar de aceptabilidad”.

Y que en el lugar de alojamiento, el penitenciaro de Ezeiza, debe cumplir “fielmente” con todas las indicaciones de sus médicos, “a efectos de disminuir al máximo las complicaciones y evitar la aparición de nuevas pertubaciones físicas”.

Además, el oftalmólogo indicó que tiene hipermetropia “leve en ambos ojos”. Al juez Casanello el informe le especificó que Báez al momento del examen “se presenta lúcido, afebril, hemodinámicamente compensado, orientado en tiempo y espacio” y destacan el cuerpo médico forense: “Sin signo de enfermedad física aguda en evolución”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados