Corrupción

Corrupción en la Bonaerense: revelan otro método de recaudación ilegal de jefes policiales

Un informe de La Cornisa muestra que los máximos responsables de la Superintendencia de Coordinación Administrativa habrían recaudado más de cuatro millones y medio de pesos por fin de semana de manera ilegal

Nuevas revelaciones que preocupan en materia de seguridad. El programa La Cornisa emitió anoche un informe en el que muestra otro caso de corrupción policial en la provincia de Buenos Aires.

Los máximos responsables de la Superintendencia de Coordinación Administrativa de la Policía de la Provincia de Buenos Aires habrían recaudado más de cuatro millones y medio de pesos por fin de semana de manera ilegal.

Lo habrían hecho al enviar la mitad de los efectivos policiales prometidos a los operativos de seguridad de los partidos de fútbol que se jugaron en la Provincia y al mismo tiempo cobrar como si hubieran asistido todos. Los investigadores calcularon que desde febrero hasta ahora se apropiaron de más de 40 millones de pesos.

La Superintendencia definía el nivel de riesgo de cada partido y así determinaba el número de efectivos. Sin embargo, luego enviaba la mitad o el 40 por ciento de lo prometido a los clubes, mientras los dirigentes pagaban la cifra original.

El pago se hacía en la comisaría más cercana al estadio. Los responsables de asuntos internos descubrieron que los jefes policiales se quedaban con la diferencia de dinero entre el desembolso a cada policía que se presentaba a cobrar y el número real.

Lo descubrieron al mezclarse en la cola de los policías que debían cobrar y contar, uno por uno, a quienes efectivamente les pagaron.

Este es el cálculo al que llegó la Dirección de Asuntos Internos de la fuerza de la Bonaerense y la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE).

Fuentes de ambos organismos detectaron que “la policía se quedaba con la mitad del dinero que se pagaba por la seguridad en los partidos de fútbol”, según informó el ciclo de América TV.

Además, se señaló que uno de los casos emblemáticos es el del partido de Racing y Argentinos Juniors del 16 de abril pasado al que deberían haber concurrido 649 policías y fueron 306. El encuentro estaba calificado de “mediano riesgo” y por lo tanto estuvo “inflada” la cantidad de policías solicitados.

Pero el hecho de que concurrieran menos de la mitad de los efectivos “fue muy riesgoso ya que frente a un disturbio el faltante podría haber resultado mortal”, agregó Lugones, quien dijo haber sufrido una amenaza de muerte por parte de la barra brava de Morón en un partido donde detectaron que había mucho menos policías de los que debían estar.

El dinero que los clubes reciben de la AFA para el pago de seguridad es depositado en una cuenta bancaria de la bonaerense que “decide arbitrariamente cuanta policía debe enviar al partido de acuerdo a su nivel de peligrosidad”.

Más allá de esta decisión que muchas veces pone en riesgo la seguridad de los espectadores, la estafa se produce a la hora del envío de los policías a las canchas.

Esa plata que proviene de los fondos del programa de Futbol para Todos “es perjudicial para los clubes, un caldo de cultivo para la violencia y una estafa; ya que la plata de los policías que no cobran ni envían a la cancha se la reparten entre los comisarios y los jefes departamentales”, confesó uno de los investigadores.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Preocupación de inversores por proyecto de Ganancias llevó al dólar a máximo histórico

“La media sanción del proyecto de Ganancias generó preocupación entre los inversores y llevó a un cambio de cartera rápido que podría intensificarse la próxima semana”, explicó un operador

Incendio en un edificio de Palermo: dramático rescate de un bebé en un balcón

Cuatro dotaciones de bomberos y más de 50 ambulancias del SAME trabajan en la Av. Santa Fe al 3700. donde el siniestro ya fue controlado pero todavía quedaban personas por ser rescatadas