Cresta Roja

Rasic rompió el silencio: dijo que CFK le quiso robar Cresta Roja

La ex gerenta de Cresta Roja acusa a la administración kirchnerista de provocar la caída de la segunda avícola más importante del país

A casi un año de la quiebra de Cresta Roja, Karina Rasic, que ocupó el cargo de gerenta de la segunda avícola más importante del país, decidió romper el silencio.

En diálogo con el diario La Nación, la protagonista culpó al ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, de dejarlos al “borde del precipio” y acusó a la ex presidenta Cristina Kirchner de quererles robar la empresa. Otra de las causas de la crisis -apuntó- fue el gremio de la alimentación, al que señaló como “un desastre”.

Además negó tener dinero en el exterior, señaló que la política de precios máximos impulsada por el kirchnerismo los perjudicó, criticó al gobierno de Mauricio Macri -lo calificó como “kirchnerismo de buenos modales” por no haberlos recibido- y aseguró que su familia “no es fraudulenta”.

-¿Por qué quebró Cresta Roja?

Primero, por la gente. Los que estaban radicalizados eran mayormente de izquierda y venían a hacer política en vez de trabajar. Dentro de ese grupo había un ausentismo enorme, que ahora, obviamente, no se da porque ese personal no fue reincorporado. Los líderes nunca colaboraron para llegar a una solución. Tuvimos un montón de tiempo para dialogar, porque cuando entramos en convocatoria tuvimos 18 meses.

-¿Se refiere a un gremio en particular?

Con Camioneros, de Moyano, nunca tuvimos problemas. Son gente seria, igual que el Momo Venegas. Pero Alimentación es un desastre. Es un gremio que está en las antípodas de lo que es una empresa. Tienen un concepto de sindicato antiguo.

-¿Por qué lo dice?

Nos perjudicaron directamente. Son los más conflictivos. Incluso había empleados más antiguos, que también pertenecían al gremio, que les tenían miedo.

-¿Cuál fue su relación con el gobierno de Cristina Kirchner?

Cristina nos odiaba. Antes de declararnos en convocatoria ya conocía la situación que vivía la compañía desde 2011. Era una empresa grande que tenía 3200 empleados. No estaba para ayudar a los empresarios honestos, estaban para ayudar a los que hacían negocios con ellos. Además, una ministra me dijo que se querían quedar con la empresa, que metían a su gente y listo. Cristina Kirchner nos quiso robar la empresa. Ella pensaba que cuantas más compañías se quedara era mejor.

-¿Cuál fue el rol de Guillermo Moreno?

Fue el primer golpe fuerte que nos sacó de la vía. Nos hizo poco competitivos y nos puso en un lugar donde, si no se volvía a reincorporar el dinero [la deuda del Estado], ya estabas llegando al precipicio. A menos que hubiese un cambio en la economía. Eso inició la quiebra.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Subte: paro de todas las líneas por la muerte de un trabajador electrocutado

Sucedió en los Talleres Colonia de la Línea H a las 2 de la mañana. El protagonista estaba arreglando un aire acondicionado. No se sabe cuándo se reestablecerá el servicio

Laspina sobre Ganancias: “No hay ninguna coherencia entre lo que decían antes y hacen ahora”

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, criticó a la oposición al afirmar que “se quieren llevar por delante a un gobierno con una reforma que no hicieron durante doce años”