Sociedad General

Lo dice la ciencia: los fines de semana largos pueden salvar al mundo

¿A quién no le gustaría que todos los fines de semana fueran largos? Al parecer, hay una buena razón para que así sean

vacaciones

¿Te podés imaginar cómo sería tu vida si todos losf fines de semana duraran tres días? Según los científicos, no sólo es una buena idea para la gente, sino que reduciría el impacto medioambiental e incluso mejoraría nuestra economía.

Una reducción de la jornada laboral normalmente se corresponde con un menor consumo energético, según dicen los economistas David Rosnick y Mark Weisbrot. De hecho, si los estadounidenses tuvieran jornadas laborales parecidas a las europeas, se podría reducir el consumo energético y las emisiones de carbono en un 20 %.

Con una semana laboral de cuatro días se ahorrarían todos los viajes al trabajo de ida y vuelta, así como el consumo energético de los edificios donde se trabaja. En un momento en el que reducir las emisiones de carbono es una prioridad, establecer un fin de semana de tres días podría ser la forma más sencilla y elegante para que nuestra economía sea más respetuosa con el medio ambiente.

El experimento de Utah, un ahorro de 2 millones de euros en gasto energético

Existen precedentes como el caso del estado de Utah en Estados Unidos donde en 2007 se decidió redefinir la semana laboral de los funcionarios, haciendo horas extra de lunes a jueves para poder librarse de ir a trabajar los viernes. Durante los primeros diez meses el estado de Utah consiguió ahorrar casi dos millones de euros en la factura energética. Menos días laborales son menos días de luz en la oficina, menos aire acondicionado y menos tiempo de funcionamiento de ordenadores y derivados: todo ello sin reducir el número de horas trabajadas.

Un día a la semana en el que miles de trabajadores se pueden quedar en casa. Si incluimos las reducciones en gases de efecto invernadero gracias a no tener que usar el transporte para ir al trabajo, el estado Utah estima que el ahorro suponemás de 12.000 toneladas de CO2 al año.

Utah decidió abandonar el experimento en 2011 cuando algunos residentes se quejaron de que no tenían la posibilidad de acceder a algunos de los servicios los viernes. Parece que para poder hacer el cambio también tenemos que cambiar nuestras expectativas y considerar el viernes como otro día más del fin de semana más que un día semanal en el que no se trabaja. El ejemplo de Utah nos muestra que, de aplicarse a un país entero, una semana laboral de cuatro días supondría una mejora de la economía con un menor impacto en el medio ambiente.

¿Se puede aumentar la productividad con 4 días laborables a la semana?

Pero no sería el único beneficio: trabajar menos ayudaría a conciliar la vida laboral y familiar y también supondría una mejora en la calidad de nuestra salud mental y en nuestro bienestar físico. También nos daría más tiempo para dedicarnos a actividades sociales, cuidar de niños y ancianos, e involucrarnos con nuestra comunidad. Los experimentos sobre la reducción de horas laborares en algunos puestos de trabajo determinados en Suecia en 2015 redujeron las bajas laborales e incluso aumentaron la productividad.

Los beneficios económicos directos resultantes del aumento de tiempo libre y la reducción del consume energético podrían crear un mundo mejor.

Istock 43549226 Medium

El mayor inconveniente es cómo hacerlo viable en términos económicos. Sin embargo, existen razones económicas y tecnológicas de peso como para que los gobiernos, partidos políticos, expertos y movimientos sociales empiecen a plantearse implementar el fin de semana de tres días.

El antropólogo David Graeber afirmaba hace poco que muchos tenemos unos trabajos que, en parte, no tienen sentido y hace tiempo que los economistas son conscientes de la cantidad de horas redundantes en muchos días laborales donde los trabajadores son infra-utilizados en sus lugaros de trabajo al no poder ausentarse debido al problema del “presentismo” (trabajadores que están más valorados por la cantidad de horas que se pasan en el trabajo que por su productividad).

En vez de trabajar más horas para conseguir un bajo nivel de productividad, deberíamos apoyar una semana laboral más corta y así ayudar a salvar al planeta y de paso a nosotros mismos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición