Ciencia

Increíble: un chip en el cerebro devolvió el tacto a un paciente tetrapléjico

Mediante microelectrodos, médicos de los Estados Unidos lograron que un joven perciba sensaciones como si provinieran de su mano

Un sorprendente avance en materia de ciencia y salud: un paciente tetrapléjico logró recuperar el sentido del tacto gracias a microelectrodos implantados en su cerebro.

Según detalla el diario Perfil, en el año 2004, Nathan Copeland disfrutaba de su primer año en la facultad. Apasionado de las ciencias, quería convertirse en un especialista en nanomateriales. Pero un accidente de tráfico truncó sus planes y le dejó sin ninguna movilidad por debajo del pecho.

El avance fue realizado por un equipo de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.) que, mediante la implantación de varios microchips en el cerebro de Copeland, consiguieron imitar las sensaciones que, de forma natural, provendrían de su mano derecha.

LEA MÁS  ¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere ir a la cama temprano?

Además, los científicos también hicieron posible que el paciente experimentara este sentido del tacto artificial a través de un brazo biónico controlado por su mente.

“Puedo sentir casi cada uno de mis dedos. Es una sensación extraña”, declaró Copeland, quien estrechó la mano del presidente estadounidense, Barack Obama.

El resultado más importante de este estudio es que la microestimulación de la corteza sensorial puede provocar una sensación natural en lugar de un hormigueo”, explicó Andrew B. Schwartz, coautor del trabajo publicado en la revista Science Translational Medicine, quien destacó: “Además, esta estimulación es segura, y las sensaciones evocadas son estables durante meses, aunque todavía hay que seguir investigando para que los pacientes consigan hacer mejores movimientos”.

Robert Gaunt, de la Universidad de Pittsburgh, realizando una prueba a Copeland

Robert Gaunt, de la Universidad de Pittsburgh, realizando una prueba a Copeland

Esta réplica del sentido del tacto es fundamental a la hora de desarrollar prótesis inteligentes que puedan suplir la discapacidad del paciente, remarcaron los investigadores. Porque poder emular el sentido del tacto abre la puerta a mejorar y adaptar los movimientos a las distintas circunstancias.

LEA MÁS  Según los científicos, la adolescencia ahora dura de los 10 a los 24 años

“El objetivo final es crear un sistema que se mueva y sienta como lo haría un brazo natural”, señala Gaunt, quien concluyó: “Tenemos un largo camino por recorrer para lograrlo, pero esto es un gran comienzo”.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ginobili1-1024x546 http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/ginobili1-1024x546.jpg
NBA

Otra preocupante derrota de los Spurs de Ginóbili

Los texanos cayeron por 122 a 119 ante los Nuggets y sumaron su cuarta caída consecutiva. Manu aportó solo tres puntos y debió realizarse una radiografía de tórax por un fuerte choque con un rival
jaguares2-1024x560 http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/jaguares2-1024x560.jpg
Super Rugby

Jaguares sumó otra derrota en el Super Rugby

Tras perder en el debut contra Stormers, la franquicia argentina cayó 47-27 ante el subcampeón Lions en el Ellis Park, donde nacieron Los Pumas en 1965
baños unisex http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/baos-unisex.jpg
Sociedad

¿Cómo serán los baños unisex en Buenos Aires?

El proyecto avanza y es parte del nuevo Código de Edificación, que será debatido en la Legislatura; suprime la obligatoriedad de tener espacios separados para varones y mujeres
Roque Fernandez http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/roque-fernandez.jpg
Política

Un ex Ministro de Menem dice que puede volver el populismo

Roque Fernández dijo que habría que acelerar el ajuste fiscal con una suba mayor de tarifas y criticó la política cambiaria del Banco Central
tito http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/tito.jpg
Fichajes

Lewandowski podría irse a un gigante de Europa

El delantero del Bayern Munich tendría tomada al decisión de abandonar la Bundesliga y para ello decidió cortar vínculo con su representante y buscar nuevos horizontes