Política

Preocupa que la renuncia masiva en Agroindustria ocurra también con científicos y en el INTA

El secretario de Agricultura Familiar y once funcionarios más del área presentaron la renuncia dado el ajuste presupuestario para 2017; mientras que los científicos denuncian que sufrirán un recorte del 32,5% de presupuesto

Télam 10/01/2016 Buenos Aires: El secretario de Agricultura Familiar, Oscar Alloatti dijo que las organizaciones campesinas 'son claves' para desarrollar el trabajo, y definió a la Ley de Agricultura Familiar, sancionada en diciembre del 2014 como una norma 'muy pensada, con mucho detalle' cuyo presupuesto 'habrá que pelear'. Foto: Osvaldo Fanton

El Presupuesto 2017 aprobado para la Secretaría Familiar, eje central para el desarrollo de los pequeños productores no conformó al entonces secretario de Agricultura de Santa Fe, Oscar Alloatti, quien junto a otros once funcionarios decidió renunciar.

El 25 de septiembre último, seis organizaciones campesinas denunciaron que “el presupuesto previsto por la Secretaría de Agricultura Familiar para 2017 es una sentencia de muerte porque en el mejor de los casos incorporaría 195 millones para un sector que desde 2015 reclama más de 1.500 millones para hacer realidad la reparación histórica que plantea la ley”, según cuestionó el Consejo Asesor de la Agricultura Familiar, que entre el 13 y el 15 de septiembre debatió la reglamentación de la ley en Capital Federal.

Según informó La capital de Rosario el Ministerio de Agroindustria comunicó escuetamente que se “modificarán las autoridades a cargo de la Secretaría” y que por el momento el área quedará a cargo del jefe de Gabinete de la cartera, Guillermo Bernaudo.

Las renuncias se dieron ante la negativa de incrementar un 65% el presupuesto, dado que los 322 millones de pesos de 2016 resultaron insuficientes.

“De esta manera, luego de un intenso trabajo de organización, de una importante presencia territorial y cumplimiento de objetivos, se da por cumplida una primera etapa en la que sus directivos llevaron adelante un gran trabajo”, manifestó el Ministerio que conduce Ricardo Buryaile.

Trascendió que con Alloatti se retiran otros once funcionarios de la secretaría, cuyo plantel de trabajadores, al momento de su asunción, estaba compuesto por unos 1.500 profesionales, de los cuales 250 contratos se encontraban en estudio; 80 casos cambiaron de modalidad, mientras 1.220 fueron renovados por la Nación hasta el 31 de diciembre próximo: después se produjeron despidos en Corrientes, agregó el medio.

Por su parte, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) salieron al cruce de este polémico recorte:

“La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), junto a sus más de 400 entidades del campo, se solidariza y respalda al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) ante la reducción presupuestaria que prevé el proyecto de Presupuesto 2017”.

“Este recorte podría condicionar el trabajo científico y técnico que desarrollan profesionales e investigadores del INTA, y perjudica el normal desenvolvimiento de los programas, capacitaciones y actividades que realiza el Instituto, en el momento que el presidente Mauricio Macri anunciara el Programa de Fortalecimiento de las Economías Regionales y la Ley Pyme 27.264, medidas que fueron bien recibidas por la CAME”.

Y agregaron: “Esperamos que el Gobierno nacional garantice el objetivo de mantener las fuentes laborales, el régimen de becarios y las líneas de investigación de tan importante institución para el campo argentino y, sobre todo, para las economías regionales”.

“Cabe mencionar que el proyecto del Ministerio de Hacienda contempla para el INTA un presupuesto de $5.112 millones para el año que viene, una cifra que representa un recorte del orden de los $1.140 millones en relación con la inflación”, continúa el escrito.

“Me fui del país por una muy buena oportunidad de hacer el doctorado. Volví a Argentina en 2012 entusiasmado por la situación, ya que la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología fue algo muy positivo. Pero es bastante preocupante que se hable de recortar, porque eso va a impactar en la cantidad de becas, subsidios. Muchos investigadores que están afuera y tenían pensado venir han frenado sus intenciones, mientras que los investigadores más jóvenes también están preocupados en lo que se refiere a posibilidad de inserción”, destacó Ignacio Cebrián, investigador asistente del Conicet del área de Inmunología, Biología molecular y ciencia. “De confirmarse, este terreno va a preparar una nueva fuga de cerebros”, agregó.

En tanto, la investigadora independiente del Grupo de Estudios sociales del Incihusa, Fernanda Beigel, destacó: “Donde más se va a sentir el recorte es justamente en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, ya que va a sufrir una baja de 32%. Va a repercutir de forma directa en los proyectos, en la cantidad de becas, en los ingresos”.

Ante esto, el ministro de la cartera nacional, Lino Barañao, intentó aminorar el conflicto: “El presupuesto, como está planteado, destina recursos para el primer y segundo trimestre del 2017. A partir de ahí veremos cómo viene el presupuesto y solicitaremos alguna modificación. Entre el presupuesto formal y lo que ocurre hay una diferencia. Por eso es que estamos preocupados, pero no angustiados”, declaró.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

“Sergio Massa es la persona menos confiable del sistema político argentino”

Marcos Peña, en representación del Gobierno Nacional, salió con los tapones de punta luego que el líder del Frente Renovador pactara con el kirchnerismo para aprobar su proyecto de Ganancias

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)