Violencia de género

Se supo: dos mujeres denunciaron haber sido abusadas sexualmente por Trump

Una empresaria y una ex recepcionista de la Torre Trump revelaron que el candidato presidencial de EEUU abusó de ellas años atrás

trumo

Donald J. Trump quiere dejar el escándalo atrás, pero sus víctimas no lo dejan. Después de que se filtrara un audio donde hacía alarde de besar sin permiso a las mujeres y agarrar sus genitales, el candidato republicano trató de arreglarlo en el debate: “No, nunca lo hice”, declaró al ser interrogado el domingo por la noche.

Sin embargo, esa no es la historia que cuenta Jessica Leeds, de 74 años, quien sintió que le estaba mintiendo en la cara. “Quería perforar la pantalla del televisor”, dijo en una entrevista con el diario The New York Times.

Hace unos 30 años, Leeds era una viajante de negocios en representación de una papelera y tuvo la mala suerte de sentarse en primera clase con Trump durante un vuelo a Nueva York. Nunca antes se habían visto, pero 45 minutos después del despegue, el magnate inmobiliario levantó el apoyabrazos y comenzó a tocarla.

Según la mujer, Trump agarró sus pechos y trató de poner la mano debajo de su falda. “Era como un pulpo. Sus manos estaban por todas partes”, contó, y explicó que debió huir a la parte trasera del avión. “Fue un asalto”, dijo.

Leeds le había revelado esta historia sólo a cuatro personas cercanas a ella, que también hablaron con The New York Times.

La afirmación de Trump de que sus vulgares comentarios en una grabación de 2005 nunca se habían convertido en acciones fue igualmente exasperante para otra mujer que miraba el debate la noche del domingo en Ohio: Rachel Crooks.

Crooks era una recepcionista de 22 años de edad en Bayrock Group, una compañía de inversiones y desarrollo de bienes raíces en la Torre Trump de Manhattan, cuando se encontró con Trump afuera de un ascensor del edificio una mañana de 2005.

Consciente de que su compañía hacía negocios con Trump, se dio vuelta y se presentó. Se dieron la mano, pero él no lo soltaba, contó ella. En vez de eso, comenzó a besar sus mejillas. “Y entonces me dio un beso directamente en la boca”, dijo.

“Fue tan inapropiado”, recordó Crooks en una entrevista. “Yo estaba tan molesta con que él pensaba que yo era tan insignificante que podía hacerme eso”.

Temblando, Crooks regresó a su escritorio y llamó inmediatamente a su hermana, Brianne Webb, en el pequeño pueblo de Ohio donde crecieron, y le contó lo que había sucedido.

“Estaba en estado de shock”, aseguró Webb, quien recordó que presionaba a su hermana para que le diera más detalles. “Siendo de una población de 1.600 personas, siendo ingenua, yo le decía cosas como ‘¿Estás segura de que simplemente intentaba besarte en la mejilla?’, y ella me dijo: ‘No, él me besó en la boca’. Y quedé como ‘Eso no es normal'”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado