Procesamiento a Boudou

Ampliaron el procesamiento de Boudou por la compra de los autos de lujo

El ex vicepresidente está acusado por "falsificación de documento público", es a raíz de un documento de la SIGEN que se utilizó como aval para adquirir 19 vehículos

amado

El juez Sergio Torrez amplió el procesamiento de Amado Boudou por la compra de autos de lujo para el ministerio de Economía, dentro de la operación irregular se suma un documento falso de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) en 2009, para establecer precios “indicativos” de dos coches que se incorporaron a último momento a la lista de los que iba a comprar ese ministerio.

“En definitiva, mediante el informe inventado, suscripto por el entonces Síndico General de la Nación, se procuró informar importes superiores a los que ofrecía ‘Guido Guidi. SA’. Sin embargo, como se dijo, ello era un resultado esperable, si tenemos en cuenta que debía informar un valor medio de mercado que incluía conceptos no contemplados en la subasta de “Guido Guidi SA” , dice la ampliación del procesamiento.

Y agregó: “Nótese que, de ser cierta la necesidad de una flota vehicular, y entonces todo el proceso se hubiera gestionado mediante el procedimiento pertinente, invitando a las terminales de las otras empresas también propuestas –pero nunca consultadas-, teniendo en cuenta los precios correspondientes a ventas corporativas, y haciendo un análisis pormenorizado y crítico de las características técnicas los vehículos que cada uno podía ofrecer, de seguro no se hubiera optado por participar de una subasta que implicaba el desembolso de un importe mayor”.

“De esta manera, sobresale que, a los efectos de la defraudación realizada, la incorporación del informe falso rubricado por Reposo ha cumplido un rol determinante para la prosecución de un trámite que culminaría con una adquisición por demás cuestionada. Y es que tal adquisición se habría visto truncada de no ser por el simulado informe de Daniel Reposo, agregado funcionalmente al tiempo de la subasta”, detalló.

Boudou atribuyó hace 3 semanas a Reposo por el informe ‘trucho’ que fue usado por el Ministerio de Economía para comprar automóviles de alta gama, en 2009.

En declaración indagatoria ante el juez Torres, el 21 de septiembre pasado, el ex ministro de Economía alegó no haber tenido “ninguna injerencia ni participación” en la confección del informe y dijo que “de haber ocurrido” los supuestos hechos de falsificación del documento “ocurrieron en el ámbito de la SIGEN”.

En agosto pasado, el fiscal Ramiro González pidió investigar si Boudou y Reposo falsearon la documentación que permitió la adquisición de los vehículos, en base a documentación que fue incorporada a la causa penal contra Boudou por la compra de los autos.

Reposo llego a la SIGEN de la mano de Boudou y fue el candidato del Gobierno kirchnerista tras la renuncia de Esteban Righi, luego de que el entonces vicepresidente revelara en conferencia de prensa, apenas estalló el escándalo Ciccone, que abogados vinculados al procurador lo habían ido a visitar para proponerle aceitar sus contactos con la justicia federal.

La oposición denunció que no era idóneo para el cargo y reportó que había datos en su currrículum; a mediados del 2012 retiró su pliego denunciando ser víctima de “una ataque feroz, desproporcionado y mentiroso” de los “poderes económicos del país”.

Boudou está imputado de supuesta “falsificación de documento público” junto a Reposo, fallido candidato kirchnerista a Procurador General de la Nación, y tres exsecretarios y directivos de Economía, Alvaro Palencia Reffino, Benigno Vélez, María Isabel Fimognare, más los vendedores de autos, Fernando y Guido Guidi.

Este trámite judicial es un desprendimiento de la causa principal en que el juez procesó a Boudou y otros por la compra supuestamente direccionada e innecesaria de 19 autos de alta gama en 2009 cuando era ministro de Economía, y le impuso un embargo de 3 millones de pesos.

El ex número dos de Cristina Kirchner fue procesado como presunto coautor del delito de “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de la Administración Pública”.

Para el magistrado se trató de “la adquisición de una partida vehicular innecesaria, mediante subasta privada direccionada en favor de la empresa Guido Guidi SA” concesionaria porteña de Volkswagen y el valor de 2.131.400 pesos conllevó “el pago por montos abultados o desventajosos para el Estado”.

Pero, además, el juez amplió la imputación contra todos por la supuesta falsificación del informe de la SIGEN que habría sido usado para la compra de los 13 Bora, tres Passat y tres Vento y los citó a declaración indagatoria entre el 19 y 23 de este mes.

En agosto pasado, Boudou declaró como imputado y justificó la compra asegurando que “resultó claramente conveniente” y que los vehículos “eran necesarios para el ámbito del Ministerio de Economía y distintas áreas del Poder Ejecutivo”.

Boudou ya está procesado en otras dos causas: por la supuesta apropiación de la exCiccone Calcográfica y la compra de un auto con papeles supuestamente irregulares, además de estar investigado por enriquecimiento ilícito.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video

Lavagna estalló contra el Gobierno: “Usar la billetera para presionar gobernadores no es la manera”

El ex ministro de Economía y referente del Frente Renovador de Sergio Massa apeló a durísimos términos para criticas la gestión de Mauricio Macri