Chile

Miles de argentinos de compras en Chile

Más de 25 mil familias cruzaron la cordillera este fin de semana largo en busca de productos que cuestan un 60% menos que en la Argentina

1427340175_52896533

Todos los turistas que cruzan la cordillera por el Paso Libertadores vienen cargados de productos ya que se consiguen, en promedio, un 60 por ciento más barato de lo que cuestan en la Argentina.

“Ya no hay meses de temporada alta y bajas. Las colas de varios kilómetros y hasta diez horas de espera se repiten todo el año”, afirmó el gobernador de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, que reclama más recursos, más personal y una mejor infraestructura para un paso que está colapsado.

El aluvión de este fin de semana largo de octubre dejó una cifra de 26 mil familias que pasaron a Chile desde Mendoza en apenas tres días. El sábado la fila de autos alcanzó los 15 kilómetros la ruta zigzagueante de la Cordillera de los Andes, según un informe realizado por Clarín.

El promedio de espera en la Aduana fue de ocho horas. Los visitantes provenían de Mendoza, San Luis, San Juan, Córdoba, La Pampa y Buenos Aires. La vuelta fue más tranquila, con un retorno escalonado porque muchos fueron sólo a comprar y volvían; y otros aprovecharon para quedarse y tomarse unas minivacaciones.

La espera de ayer, según datos de la tarde de Gendarmería Nacional, se redujo a entre una y dos horas. “Se ha convocado el doble de personal de Migraciones y de Aduana en el edificio de Horcones y se agregaron cabinas para atender en el exterior del complejo”, contó a Clarín el comandante de Gendarmería Néstor Galeano.

En el ranking de lo que compran los argentinos en Chile, el primer puesto lo tiene la indumentaria, en especial zapatillas. En segundo lugar, la tecnología, con los smartphones y los televisores a la cabeza. Y tercero, los pequeños electrodomésticos, como procesadoras, licuadoras y pavas eléctricas, que del otro lado de la cordillera se ofrecen en combos de productos.

Muchos viajeros no conocen bien lo que está permitido y lo que no: no se pueden traer cubiertas y llantas; estéreos ni repuestos de autos. En los artículos de la línea blanca están prohibidos los lavarropas, heladeras, cocinas, microondas y secadoras; y también los muebles y colchones. Para evitar inconvenientes es importante declarar todos los objetos electrónicos antes de salir del país.

Los turistas deben llenar el formulario OM2087 de la AFIP y declarar todo lo comprado. En lo que va de 2016, la AFIP ha recaudado más de 60 millones de pesos por el pago de exceso de franquicia por parte de los turistas. El monto ya excedió a todo 2015, cuando lo recaudado no alcanzó los 40 millones de pesos. Cada pasajero tiene hasta 150 dólares de franquicia y los menores de 16 años, 75 dólares.

En caso de grupo familiar directo, pueden sumarse los montos: una familia tipo (dos adultos y dos menores) puede ingresar sin pagar impuestos hasta 450 dólares. Si la mercadería excede el monto por pasajero o grupo familiar se debe pagar un 50% de recargo por el saldo que quedó fuera de la franquicia.

Cada pasajero que ingresa al país en auto o colectivo es revisado por personal de la AFIP, que exige los tickets y facturas de las compras. El gendarme Galeano contó que en el 90 por ciento de los casos, quienes cruzan con mercadería lo hacen muy por encima de los límites de franquicia establecidos.

Allí es donde Aduana controla que se paguen los excedentes. Los controles se reiteran en la ruta. Si Gendarmería detecta los artículos de contrabando, los decomisa. “Tenemos los depósitos abarrotados con productos incautados”, dijo Galeano a Clarín.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015