Elecciones

Reforma electoral: un análisis de ganadores y perdedores

El principal efecto del nuevo sistema es la eliminación de la boleta de papel. "Es la muerte del peronismo", dicen los más alarmistas

Un tema que trae un gran debate a la política argentina: la reforma electoral de cara a la próximas en nuestro país.

Según detalla el diario La Nación, el proyecto es promovido por el oficialismo y resistido por el kirchnerismo, el principal efecto del nuevo sistema es la eliminación de la boleta de papel. ¿Cuál son las implicancias de ésas y otras modificaciones? ¿Quiénes ganan y quiénes pierden con la reforma?

Al ser un sistema de boleta única, favorece a los partidos con una estructura territorial poco extendida. Si bien los fiscales seguirán siendo necesarios para controlar el escrutinio de mesa, las agrupaciones ya no se verían obligadas a invertir en la impresión de boletas ni en la logística para repartirlas en los casi 100.000 centros de votación en todo el país.

Para hacer frente a los robos o faltantes de boletas, en la provincia de Buenos Aires las agrupaciones grandes hacen hasta siete juegos, algo impagable para partidos medianos y chicos.

Fue esta cuestión la que generó una disputa interna en el oficialismo que hizo tambalear la reforma. María Eugenia Vidal, o al menos un sector de Pro de la provincia de Buenos Aires, resistió la aplicación de la boleta electrónica en las elecciones de 2017 con el argumento de que el nuevo sistema favorece al sector de Sergio Massa, hoy con una estructura debilitada en la provincia. “Es la muerte del peronismo”, dicen los más alarmistas.

Corralito a las PASO

El proyecto determina que los votantes sólo podrán participar en las primarias de un frente o alianza electoral, es decir que no podrán “cortar boleta”, salvo entre las listas de distintas agrupaciones del mismo frente.

En el caso de elecciones presidenciales, por ejemplo, si se elige un precandidato a presidente de una alianza, sólo puede optarse por postulantes del mismo frente para el resto de las categorías, como legisladores nacionales, cargos provinciales o municipales, en los casos de elecciones simultáneas.

Esta cláusula perjudica a los partidos chicos y a las agrupaciones provinciales, que suelen captar el corte de boleta para las categorías legislativas.

Adiós a las candidaturas múltiples

Otra cláusula que perjudica a los partidos chicos. El proyecto mantiene la prohibición de las candidaturas múltiples, que impide a un dirigente ser candidato de manera simultánea para dos cargos nacionales, como presidente y diputado.

Restringe además candidaturas en paralelo para cargos nacionales, provinciales y municipales, en comicios simultáneos.

Candidato sin vice

En las PASO presidenciales no se elegirá una fórmula, sino sólo candidato a presidente. Será éste quien designe a su compañero de fórmula. El objetivo de este artículo, copiado de las primarias de Estados Unidos e idéntico al sistema que funciona en la ciudad de Buenos Aires, es favorecer los acuerdos en el interior de los partidos.

El postulante derrotado puede ser candidato a vicepresidente del ganador de las PASO. Como contrapartida, la cláusula puede multiplicar la cantidad de precandidatos a presidente.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri confía en que los gobernadores frenen el “zafarrancho” de Ganancias

A pesar de encontrarse descansando en este fin de semana largo, el presidente habló de política y disparó contra el proyecto de Ganancias del kirchnerismo

Qué gobernadores están con Macri y quiénes lo enfrentan en la pelea por Ganancias

Luego de que Diputados le diera media sanción al proyecto kirchnerista, hay gobernadores de uno y otro lado de la vereda. Conocé el detalle