Elecciones en Estados Unidos

Clinton y Trump: un debate muy caliente y quién lo gano

Hubo reproches por el video del escándalo y las acusaciones de evasión que precedieron el encuentro, la ex Secretaria de Estado no logró sacar una gran ventaja sobre el republicano

Con golpes bajos, amenazas de cárcel y reproches de incapacidad transcurrió el segundo debate entre Donald Trump y Hillary Clinton en el que ambos hicieron de las desventajas del otro el principal argumento para convocar votantes.

Te puede interesar:

Clinton atacó duramente durante la primera media hora del cruce y aseguró que el video en el que el republicano se expresa como un abusador de mujeres “muestra exactamente cómo es Donald Trump. Un hombre que divide, que persigue, que abusa, que miente” y que no debería ser presidente de los Estados Unidos porque “Estados Unidos no es como él”.

Fue el momento más tenso de un cruce que empezó con tanta tensión que ambos ni siquiera se dieron el tradicional apretón de manos inicial.

LEA MÁS  Roma amaneció empapelada con afiches anti-Papa Francisco

Era evidente que Clinton estaba indignada: Trump había llevado a la sala a cuatro mujeres que dijeron ser abusadas por su marido, el ex presidente Bill Clinton.

Hubo momentos que dispararon carcajadas. Uno de ellos fue cuando Trump aseguró que “nadie respeta a las mujeres como él”. Su estrategia con el affaire del video fue admitir que se había equivocado, pero que los Clinton eran peores.

Uno de los mejores momentos fue el final. Uno de los espectadores pidió a cada uno que dijera algo que le resulte admirable en el otro. Tomada por sorpresa, Hillary contestó con una fórmula casi de cortesía.

“Los hijos de Donald. Yo no estoy de acuerdo con casi nada de lo que dice y hace. Pero creo que ha hecho un excelente trabajo con sus hijos y eso habla bien de él. Como madre y abuela, eso para mi es importante”, dijo.

LEA MÁS  Venezuela: meten preso a periodistas que investigan el caso Odebrecht

Cuando le llegó el turno, el republicano elogió directamente a su adversaria. “No pienso como ella y discrepo mucho. Pero reconozco que es toda una guerrera y jamás se rinde. Eso es admirable”, subrayó.

Si bien encontrar un ganador es siempre una tarea difícil e imprecisa, las primeras mediciones otorgaron una pequeña ventaja para la ex secretaria de Estado durante el gobierno de Barack Obama, pero con un desempeño nada despreciable del magnate inmobiliario, golpeado por una serie de escándalos alrededor de su trato a las mujeres.

La encuestadora británica YouGov condujo un sondeo entre 812 votantes registrados apenas terminado el debate y encontró que el 47% prefirió a Clinton, mientras que 42% se decidió por Trump. También, un 57% la consideró más “presidenciable”, y entre las mujeres se impuso con el 50% contra el 38% del empresario neoyorquino.

LEA MÁS  Ya se venden los Spectacles, los anteojos con cámara de Snapchat

Por otro lado, una encuesta de CNN/ORC le otorgó a Clinton una victoria más holgada por 57% contra 34. Ese mismo sondeo indicó una preferencia del 62% luego del primer debate.

Para el prestigioso periódico The New York Times, que ya hizo explícitosu respaldo a Hillary Clinton, el magnate “evitó la aniquilación” al no tener una mala presentación, aun considerando el alto riesgo que supuso llegar al debate envuelto en un escándalo de tal magnitud.

“Frente a un aluvión de preguntas difíciles, el candidato republicano logró hacer su camino, evadiendo preguntas, respuestas y atacando a su oponente en términos muy personales”, apuntó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri vuelve de España en un vuelo de Aerolíneas Argentinas

El presidente cerró su visita en España y volvió al país en un vuelo de línea de Aerolíneas Argentinas, el primero que toma desde que llegó a la Casa Rosada

macri http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-8.jpg

Declaran alerta roja por ola de calor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires

DYN20.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2015/02/dyn20-11.jpg

Es la máxima advertencia del Servicio Meteorológico Nacional, lo que significa que existe un riesgo “alto-extremo” sobre la mortalidad