Salud de Carrió

Elisa Carrió: relatan los picantes y tensos días que tuvo previo a la operación

La diputada chequeó datos para nuevas causas y se reunió con informantes. Los dirigentes del PJ que antes la burlaban en público están en el llano y perdieron protección judicial

La salud de Elisa Carrió fue uno de los temas políticos de la semana. Su condición creo un ambiente de incertidumbre: ¿Cómo fueron sus últimos días antes de la operación?

Según detalla el diario Clarín, la mañana del viernes 30 de septiembre, la diputada viajó 200 kilómetros para reunirse a solas con un informante. La acompañaron un asistente y sus custodios de la Policía Metropolitana.

Después de cuarenta minutos, “Lilita” salió sonriente de la oficina a la que había entrado repleta de dudas. En la calle se sacó fotos con cuatro seguidores que se sorprendieron de encontrarla en su barrio y alentaron a “seguir así”.

Dos minutos después se sentó como abrumada en el del auto de sus guardaespaldas oficiales, designados a cuidarla por orden judicial. Carrió estaba cansada pero sonreía y su voz sonaba, a pesar de todo, enérgica. Dentro del vehículo, contó las novedadades: había chequeado algunos datos relevantes para impulsar nuevas causas judiciales.

Habló de narcotráfico. De mafias ligadas al poder K. De varios dirigentes del peronismo bonaerense que siguen ejerciendo su influencia política. Y de golpe pidió volver rápido a su casa. Al otro día, sábado, se sintió mal. Sus médicos le pidieron que haga reposo.

No fue al programa de Mirtha Legrand, como había pautado, pero llamó al aire para explicar el por qué de su ausencia. Confesó lo que ella podría decir que terminó siendo una premonición: “Yo sabía que había tenido una arritmia, pero no un infarto. Nadie me avisó”.

El martes la internaron. Tenía tapada la arteria coronaria. Le pusieron dos stens. Se recuperó rápido. Había pasado una semana volando en medio de vértigo político, preparando estrategias electorales y, sobre todo, estudiando nuevas denuncias judiciales.

Cuando le detectaron sus problemas coronarios, ella estaba exhausta pero seguía embistiendo contra sus adversarios coyunturales e históricos, sobre todo con personajes claves de entramados de negocios desconocidos del PJ de Buenos Aires que asegura tener detectados, que y denunciará por ilegales.

Antes de ser doblegada por su salud, Carrió estaba a punto de presentar más denuncias que seguían la línea de las antes descriptas. El PJ de Buenos Aires solía mofarse de sus acusaciones judiciales. Ya no. Carrió ahora también es, a su modo, una mujer del poder.

Los dirigentes del PJ que antes la burlaban en público están en el llano y perdieron protección judicial. Los stents con los que su corazón volvió a funcionar sin problemas fueron un alerta. Pero ella dice que se recuperará.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El Gobierno comprará lanchas artilladas para patrullar la “autopista fluvial de la droga”

El Ministerio de Seguridad negocia con Israel la adquisición de, al menos, cuatro lanchas Saldag. Serían de gran ayuda para reforzar el control del río Paraná, por donde se mueve la mayor parte de la marihuana

Bullrich alerta que “hay sectores políticos que quieren un diciembre de caos”

La ministra de Seguridad dijo que “avizora” un fin de año “tranquilo”, pero vio en la redes sociales grupos que buscan generar disturbios