Caso Nisman

Dos declaraciones complican al Juez Rafecas en la Magistratura

Uno es el del ex titular de la DAIA Julio Schlosser. En tanto Soledad Castro, ex secretaria del fiscal muerto, desmintió haberle dicho al magistrado que Nisman tenía "problemas psiquiátricos“

Soledad Castro, la ex secretaria del fiscal Alberto Nisman y actual funcionaria de la Corte, y el ex presidente de la DAIA Julio Schlosser perjudicaron con sus declaraciones ante el Consejo de la Magistratura al juez federal Daniel Rafecas.

Castro, quien ahora es una de las ocho secretarias letradas del juez de la Corte Suprema Horacio Rosatti, desmintió haberle dicho a Rafecas que Nisman tenía “problemas psiquiátricos”.

Esa fue una de las explicaciones que, según el otro testigo, Schlosser, el juez Rafecas les esgrimió cuando les informó que iba a desestimar la denuncia del fallecido Nisman por presunto “encubrimiento” del gobierno de Cristina Fernández a los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA.

“Mi último contacto con Rafecas fue un correo electrónico el 31 de diciembre de 2014. Un saludo de fin de año. Yo nunca vi a Rafecas durante el tiempo que trabajé con Nisman”, declaró Castro ante tres integrantes de la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura: la abogada Adriana Donato, el juez Luis Cabral y el senador radical Angel Rozas.

Rafecas tiene dos causas abiertas en el Consejo de la Magistratura por su desempeño en la causa Nisman, pero reunidas en un expediente que tiene a Rozas como consejero instructor.

“No estaba psicológicamente mal. Yo no creo que Nisman estuviera mal desde lo psiquiátrico”, declaró la ex secretaria de Nisman, quien también negó haberle entregado a Rafecas dos documentos contradictorios entre sí respecto de la postura del fiscal sobre el gobierno en el tema AMIA.

Esos documentos contradictorios “no representaban lo que Nisman pensaba” sobre el Memorándum de Entendimiento con Irán, la base de la denuncia por encubrimiento, que Rafecas invocó en su fallo desestimatorio de la acusación contra la ex presidenta Cristina Fernández.

“Yo entiendo que Nisman siempre sospechó del Memorándum”, insistió Castro. Por su parte, Schlosser confirmó que Rafecas les había dicho, en una reunión en la que firmó la desestimación de la denuncia, “que Soledad Castro estaba de acuerdo con que Nisman tenía problemas psiquiátricos”.

“Rafecas nos dijo que la denuncia de Nisman no tenía pies ni cabeza. En ese contexto nos habló de sus problemas psiquiátricos. Yo tenía diálogo constante con Nisman, y nunca me pareció que tuviera problemas de ese tipo”, subrayó el ex titular de la DAIA.

Schlosser describió a Nisman como “vehemente, impulsivo y comprometido” con la investigación por la voladura de la mutual judía.

Fuente: DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Otro narco libre: Escandaloso diálogo entre un Oficial de policía y el secretario de un juzgado

En el medio de las internas por el traslado de la policía Federal a la ciudad, trascendió un polémico audio entre un Oficial de la comisaría 8 y el secretario Fornasari del juzgado federal 10