Sexualidad

Qué hacer cuando el orgasmo no llega

Las causas de la anorgasmia pueden ser orgánicas o psicológicas, por lo cual consultar con un profesional nos puede ayudar a encontrar el motivo

problemas-orgasmo

Buscar la ayuda tanto de un sexólogo como de un coach sexual es fundamental para encontrar un tratamiento para la anorgasmia, disfunción que se presenta cuando existe una dificultad o incapacidad persistente para obtener orgasmos.

Esta se puede clasificar en primaria, cuando no se logra el clímax bajo ningún método de estimulación y, en secundaria, cuando se llegaba al orgasmo en el pasado, pero ya no se alcanza en el presente.

El  médico encontrará si el origen de este problema es orgánico o psicológico y deberá elegir el abordaje correspondiente, además de indagar si la persona consume alcohol o medicamentos que puedan dificultar la capacidad de llegar al clímax.

LEA MÁS  ¿Qué alimentos evitar para prevenir las molestas piedras en el riñón?

Según Mariela Tesler, coach sexual y especialista en pareja, “la causa de muchos casos de anorgasmia secundaria son problemas maritales, poca comunicación u otras cuestiones independientes al sexo pero que se evidencian en la cama”.

Agrega que muchas mujeres “suelen esperar una pastilla milagrosa, pero la realidad demuestra que la solución se halla en resolver otras cuestiones de fondo, ya que en el 90% de las casos, las causas de esta disfunción son psicológicas”.

LEA MÁS  Síndrome de Williams, el trastorno genético que hace a los niños demasiado extrovertidos

El estrés, la rutina y el aburrimiento también pueden ayudar a la anorgasmia secundaria. Por tales motivos, para vivir una sexualidad plena, es importante consultar con un profesional y “entender que no se puede forzar una respuesta sexual, porque cuando el acto no está acompañado por el placer, pasa a ser un ‘deber’, se transforma en mecánico y hasta en poco deseable”.

LEA MÁS  Cómo envejecemos según el sexo

Sin embargo, para la coach sexual, con algunas consignas simples la situación puede resolverse en algunos casos. Entre ellas, está prestarle especial atención a cada punto de placer cuando se está con la pareja; potenciar la imaginación con literatura erótica; practicar ejercicios Kegel para fortalecer músculos pélvicos y deportes que ayuden a liberar endorfinas, entre otros.

Fuente: TN Salud

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO