Corrupción K

Presos con lujos: dicen que Jaime y José López tienen comida VIP y reciben chicas

Desde Ezeiza, ambos protagonistas están convencidos de que en dos años estarán libres. ¿Qué le dijo el ex Secretario de Transporte a la mano derecha de Julio De Vido?

Luego de su escandalosa excursión al convento entrando bolsos llenos de 9 millones de dólares, José López encontró en la cárcel a un viejo vecino y compañero de gabinete como fue Ricardo Jaime.

Según detalla el portal Informador Público, el ex Secretario de Transporte le levantó el ánimo con una frase que retumbó en sus oídos: “Si aguantamos al furia y a la loca durante doce años en Santa Cruz, Ezeiza es un paraíso”, lo que provocó que se rieran a carcajadas los dos, que estaban en módulos distintos y finalmente se reunieron en el módulo 1, y los restantes 28 presos empezaron a almorzar y cenar muy bien, gracias a las generosas donaciones de los dos ex secretarios, quienes aportan una comida que en la cárcel no hay.

LEA MÁS  Otra de José López: Financió la obra de un barrio en Corrientes por $ 13 millones y aún no está terminada

Pero no sólo eso, sino que ambos reciben tres veces por semana visitas higiénicas de jóvenes que en mercado valen 500 dólares pero por visitarlos y satisfacerlos en el penal suben sus estipendios a 1000 dólares cada vez.

Además de todo esto, ven la televisión, aunque no programas políticos, y están convencidos de que en dos años, bien en las prórrogas de seis meses, estarán libres.

LEA MÁS  ¿Dónde está y qué esconde? El cuñado de De Vido lleva casi tres meses prófugo
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Michetti: “2017 será el primer año de crecimiento de la economía argentina en cinco años”

La vicepresidenta aseguró: “Lo que decíamos sobre el segundo semestre del año pasado se consiguió”

gabriela_michetti http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/gabriela_michetti.jpg

Finalmente Zaffaroni habló sobre la designación de Milani y sorprendió a todos

zaffaroni http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/zaffaroni.jpg

El ex juez de la Corte Suprema admitió que “pudo ser un error la designación de alguien que estaba denunciado, u objetado”