Salud

Seis ejercicios para olvidarte del dolor cervical

¿Te ha pasado alguna vez que te dolía tanto el cuello que terminaste caminando como un robot varias horas? Te contamos cómo aliviarlo

dolor cuello

El dolor cervical es uno de los más frecuentes debido a nuestras tareas diarias y porque los músculos se encargan, nada menos, que de sostener nuestra cabeza en todo momento.

En este artículo te ofrecemos una serie de ejercicios que te ayudarán a mitigar las molestias en esa zona tan problemática. Estos estiramientos se pueden realizar en cualquier momento del día y no es necesario que te duela mucho el cuello. Esto quiere decir que sirven como paliativo, pero también como preventivo.

Giros laterales

  • Sentate con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla, con las manos sobre las rodillas.
  • Girá el cuello hacia la derecha, lo máximo que puedas. Tratá de que la pera quede a la altura del hombro.
  • Regresá a la posición inicial y girá a la izquierda. Mantené unos segundos cada posición.
LEA MÁS  Picazón: lo que la piel esconde

Flexión lateral

En la misma postura de inicio que el ejercicio anterior, el objetivo ahora es llevar la oreja derecha lo más cerca posible al hombro derecho.

La idea es que no levantes el brazo u hombro. Haz un poco de presión durante 5 segundos y deja la cabeza alineada antes de pasar a flexionar para la izquierda.

Flexión atrás y adelante

  • Este ejercicio se hace sentado en una silla (que no esté contra la pared: así los movimientos serán más cómodos).
  • Llevá la cabeza hacia atrás, como si quisieras mirar el techo.
  • Abrí un poco la boca para que no haya tensión en la mandíbula. Acordate de dejar la espalda recta.
  • Regresá a la posición inicial y luego flexioná hacia adelante para tocar la barbilla con el pecho (o lo más cerca posible).
  • Para que el ejercicio surta su efecto, no encorves la espalda.
LEA MÁS  Cómo garantizar buenos resultados con los tratamientos corporales

Elevación de hombros

  • Empezando en la misma posición, sentado con las manos en los muslos o rodillas, elevá ambos hombros hacia arriba para que toquen las orejas.
  • Regresá a la postura inicial y luego baja los hombros todo lo que puedas.

Estiramiento “mariposa”

Para hacer este ejercicio precisas acostarte, ya sea en la cama o en una colchoneta en el suelo.

  • Llevá las manos atrás de la nuca y entrelazá los dedos. Los codos te quedarán a los laterales del rostro.
  • Llevá los brazos hacia los costados para que los codos lleguen a tocar el colchón.
LEA MÁS  Los impactos negativos de usar la talla de corpiño equivocada

Postura de loto

Postura de loto

Sentate en el suelo y entrecruzá las piernas. Si es posible, poné un pie encima de la rodilla contraria.

Dejá la espalda bien recta y mantené la postura unos minutos. Al principio te dolerá bastante, pero será hasta que te acostumbres.

En esa posición puedes hacer todos los ejercicios anteriores (a excepción de la mariposa) y agregar uno más: la rotación completa de cabeza.

Realizá un círculo imaginario con el cuello. El movimiento debe ser lento. No te olvides de abrir la mandíbula al tener la cabeza hacia atrás.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero