Política

Mendoza violenta: crece la inseguridad y el gobierno provincial se muestra desbordado

Según datos oficiales, el último agosto fue el mes con mayor cantidad de robos violentos de los últimos 5 años, además de marcar el récord del año

domingo 25 de septiembre de 2016 - 10:16 am

Datos que alarman a nivel provincial. Según datos de la Procuración General de la Corte de Mendoza, el último agosto fue el mes con mayor cantidad de robos violentos de los últimos 5 años, además de marcar el récord del año.

En el Gran Mendoza –conglomerado con más de 1,1 millones de habitantes–, se produjeron unos 10.000 hechos, de los cuales 1.493 fueron robos con arma, casi 200 más que el mes anterior y 20% por encima de la media histórica anual.

LEA MÁS  Massot pronosticó "seis meses difíciles" para la economía

Según indica el portal La Política Online, así, los atracos a mano armada, han dado un salto considerable respecto a julio, y esto tiene muy preocupado al Gobierno provincial.

Incluso políticamente Alfredo Cornejo se ve complicado porque estas cifran indican que los casos violentos del agosto pasado represetan un 23,9% más que el promedio de delitos registrados en la gestión de Paco Pérez.

Respecto a los homicidios, en agosto se han registraron 11 casos, que si bien no es récord del periodo, sí supera en 20% el promedio anual y 25% en comparación con los últimos cinco años.

LEA MÁS  El fuerte debate entre Jorge Macri y Daniel Filmus

Desde el Ministerio de Seguridad, ante la contundencia de los datos, rescataron algunos números: que los delitos a la propiedad han bajado 20% respecto al 2015, y que los robos simples tamién vienen en baja.

A su vez, se afirma que la inteligencia criminal está “más afinada de que nunca, trabajando muy bien y sirviendo para la prevención del delito”. La referencia es a la captura de algunas bandas en los últimos meses, que se dedicaban sobre todo al saqueo de casas.

LEA MÁS  Voto unánime: el Congreso aprobó la "ley Justina" para modificar el régimen de donación de órganos

Por el momento, no obstante, en el Ejecutivo no quieren reconocer que la situación social se ha resentido profundamete en los últimos meses, con caída constante del consumo y con despidos en la mayoría de los sectores de la economía.

COMENTARIOS