Inseguridad

Provincia de Buenos Aires al rojo vivo: luchas políticas y una interna policial con la violencia de fondo

El aumento de la violencia se refleja en las 122 personas asesinadas en robos en territorio bonaerense en lo que va del año

vidal

El desbaratamiento de las cajas negras de la recaudación policial ilegal, sumado a un fuerte reclamo opositor de algunos intendentes del conurbano que perdieron poder a partir de la remoción de comisarios que ellos habían designado son algunas de las razones de la interna policial.

El cimbronazo al poder policial llevado a cabo por la gobernadora María Eugenia Vidal se vio reflejado en el aumento de la violencia expuesta en 122 homicidios ocurridos durante robos en lo que va de 2016. Según consultoras reconocidas, la inseguridad se convirtió en la principal preocupación de los argentinos.

La mayoría de los homicidios que tuvieron repercusión mediática ocurrieron en distritos gobernados por intendentes del Frente para la Victoria: Ituzaingó, Lomas de Zamora, Merlo, Moreno, Malvinas Argentinas y La Matanza.

Tanto la gobernadora María Eugenia Vidal como su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, tuvieron que confrontar con un frente interno hostil y resistente a los cambios formado por un sector de la policía bonaerense. La escalada de violencia se produjo en medio de la decisión de solicitarle a 6000 jefes policiales las presentación de declaraciones juradas. Hasta el momento hay 154 de esos oficiales superiores que no las presentaron.

Otra muestra de la supuesta vinculación de la corrupción policial y los delitos quedó expuesta con las detenciones de quienes eran los máximos responsables de la jefaturas departamental de Lanús. Dos de los homicidios de mayor impacto mediático ocurrieron en ese distrito. A Nicolás Gamboni, hijo de una dirigente del frente Renovador y a Juan Ignacio Tejero, el padre de un bebe, de 20 días, los mataron en la misma época en que los jefes policiales fueron capturados por vender protección a prostíbulos.

Entre los factores del aumento de la violencia que provocaron esos 122 homicidios figuran principalmente: la droga y los casi dos millones de armas ilegales que hay en la calle.

Esta semana el juez federal Claudio Bonadío apresó al jefe de la comisaría de Villa Fiorito y al responsable del servicio externo de esa seccional, en el partido de Lomas de Zamora, acusados de cobrarles $ 160.000 por semana a una banda de narcotraficantes, comandada por un delincuente detenido en el penal de Villa Devoto.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015