Política Internacional

Disolución de la Eurozona y cepo al Islam: ¿será así la nueva Alemania?

Aunque los socialdemócratas ganaron la elección con el 21% de los votos, Ángela Merkel sufrió un fuerte golpe el domingo pasado, cuando los berlineses castigaron a los 2 partidos que han gobernado la capital y el país en los últimos años: además de la CDU, también perdió votos el Partido Socialdemócrata (SPD) del actual alcalde Michael Müller

Frauke Petry

Alternative für Deutschland, el partido fundado en 2013 por profesores universitarios y políticos tanto de izquierda como de derecha, se define como “eurocrítico”. Su propuesta era la disolución de la zona euro, pero fue con el estallido de la crisis de refugiados que su discurso tomó un cariz claramente xenófobo.

Para Michael Stürmer, jefe de corresponsales del diario Die Welt, historiador alemán y ex asesor del canciller de la ex Alemania Federal, la intención de voto que el AfD logró alcanzar (hoy está casi seguro de ganar asientos en el Parlamento nacional el año que viene) se debe, principalmente, a que del otro lado se encontró con “un Gobierno que se negó a responder a preocupaciones muy serias y en ocasiones justificadas.”

El AfD nació en oposición a los rescates millonarios de Bruselas a los países de la eurozona en crisis, pero rápidamente se sumó a su agenda el rechazo a la inmigración y al islam.

“Fue un secreto abierto durante los últimos 2 años en Berlín que el FBI alemán, el Bundespolizei, había advertido a los políticos y al Gobierno especialmente, al ministerio de Interior, sobre lo que vendría. Y dijeron muy precisamente que en 2015 tendríamos 1 millón de refugiados”, revela Stürmer en la cadena de noticias Al Jazeera.

Fue algo que se fue construyendo y hubo avisos que el Gobierno no quiso o no pudo escuchar. Sin embargo, Stürmer considera que el peor error de Ángela Merkel probablemente haya sido no saber comunicar que ella ya ha, de hecho, comenzado a virar en su política migratoria.

La inevitable comparación

A pesar de la lógica preocupación de la opinión pública ante el ascenso de un partido que aspira a romper las reglas del juego en Alemania y en Europa, es absurdo comparar el ideario de AfD con el del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán de los años ‘30, igual que es un error identificar a este partido como “los nuevos nazis”, apodo que le han dado algunos medios de prensa del continente.

Sería más correcto etiquetar al partido liderado por Frauke Petry como nacionalista, populista e incluso de extrema derecha. Las propuestas de AfD se acercan más a las del Front National francés, aunque voces destacadas como las del líder del Partido Socialdemócrata Alemán, Sigmar Gabriel, insisten en la comparación: “todo lo que dicen ya lo oí yo en boca de mi padre, que fue nazi hasta el último suspiro”.

Merkel apeló durante mucho tiempo a una solución europea al problema de la inmigración, y hoy se encuentra aislada porque todos los demás en la Unión Europea están demasiado débiles para sumarse a una solución compartida.

El AfD no está solo en su ascenso. Bien por el contrario, con el avance de los populistas de derecha, Alemania solo se está “normalizando”, es decir, se está pareciendo más al promedio de sus países vecinos, casi todos de los cuales tienen algún partido euroescéptico y anti-islam dentro de la política mainstream.

Están, por ejemplo, el Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia; el Partido de la Libertad en Holanda, que dice que quiere cerrar mezquitas y prohibir el Corán; y el Partido del Pueblo en Dinamarca, que presiona por políticas anti-inmigración más fuertes.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri confía en que los gobernadores frenen el “zafarrancho” de Ganancias

A pesar de encontrarse descansando en este fin de semana largo, el presidente habló de política y disparó contra el proyecto de Ganancias del kirchnerismo

Qué gobernadores están con Macri y quiénes lo enfrentan en la pelea por Ganancias

Luego de que Diputados le diera media sanción al proyecto kirchnerista, hay gobernadores de uno y otro lado de la vereda. Conocé el detalle