Reclamo por Malvinas

Londres desmintió a Macri y aclaró que May no habló con él de “soberanía” de Malvinas

Desde el gobierno británico explicaron que durante el cruce informal de tres minutos que ambos mandatarios tuvieron en Nueva York jamás se abordó el tema de la soberanía de Malvinas

islas-malvinas

El gobierno británico negó este miércoles que la primera ministra Theresa May y el presidente Mauricio Macri hayan dialogado del reclamo argentino sobre la soberanía de las islas Malvinas, tal como había afirmado el Gobierno argentino.

La desmentida fue hecha a La Nación por una fuente diplomática del Foreign Office, que explicó: “Nunca se habló del tema de la soberanía de las islas Malvinas en la breve reunión informal que May y Macri mantuvieron en Nueva York por lo que no pudo haber existido una expresión de gran Bretaña en ese sentido”.

Más temprano, Macri había dicho que May consideró “razonable” abrir un diálogo “sobre todos los temas” de la relación bilateral, lo que para Argentina implica incluir la soberanía de Malvinas, pero subrayó que “no fue una reunión oficial”.

“En el almuerzo que compartimos todos los mandatarios (en el marco de la Asamblea Anual de Naciones Unidas), se arrimó un instante a saludarme la primer ministro británica, para decirme que esperaba que en el futuro nos pudiéramos sentar a dialogar; yo le dije que sí, que la Argentina estaba lista para tener un diálogo abierto, que incluya todos los temas, entiendo por eso la soberanía, y ella dijo que le parecía razonable”, había dicho el jefe de Estado argentino, sobre el encuentro de ayer en Nueva York.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición