Economía

AFIP: comenzó la cuenta regresiva para el “sinceramiento fiscal”

A pesar de los reclamos de los contadores, el organismo niega que haya prórrogas. ¿Cómo es el accionar de los bancos sobre el tema?

Detalles en el mundo económico. Como el blanqueo arrancó frío, las especulaciones sobre la posibilidad de un corrimiento de vencimientos para la adhesión están a la orden del día.

Según detalla el diario Ámbito Financiero, por lo pronto, aparecen dos fechas en el calendario que generarían esta necesidad: la primera es la del 30 de septiembre, o sea en apenas diez días, cuando vence la posibilidad de suscribir bonos a tres años, que permiten eludir la multa de 10%.

Y la otra fecha es la del 31 de octubre, que es el último plazo para sincerar dinero del colchón. El problema en este caso es que todavía muchos bancos ni siquiera habilitaron las cuentas especiales para que el público que lo desee pueda ingresar al sinceramiento fiscal.

Sin embargo, desde la AFIP aseguran que no está previsto prorrogar ninguno de los plazos establecidos. El problema es que estas fechas de ingreso “temprano” chocan con una traba cultural: la gente prefiere entrar casi a último momento en este tipo de blanqueos.

En el caso de las cuentas “de permanencia” para blanquear dinero del colchón, la verdadera fecha efectiva es el 24 de octubre, según explican los especialistas. Esto se debe al plazo que se requiere entre el procesamiento del depósito y la multa posterior.

El propio secretario de Finanzas, Luis “Toto” Caputo, había manifestado en los últimos días su malestar por la supuesta “poca colaboración” que los bancos estaban prestando en el proceso.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”