Corrupción K

Alta corrupción II: “Caballo” Suárez y su vida de lujo, hasta un barco dentro de su estancia

El sindicalista millonario no está ajeno a las excentricidades. Quien hoy está preso, acumuló gran parte del poder durante la era kirchnerista

barco-estancia-Caballo-Suarez

Omar “Caballo” Suárez, hoy detenido bajo investigación por supuestamente liderar una asociación ilícita, tuvo tiempo para darse una vida de lujos y banquetes.

El sindicalista que supo ganarse el poder a fuerza de aprietes a empresarios navieros y empresas paralelas hoy ostenta varios campos en Puerto Madryn con vista al océano, el hotel Belinda en Corrientes con su correspondiente yate, una cámara frigorífica en Isla Demarchi llena de camarones y langostinos y otras delicias del mar, y la intención, ahora frenada por la intervención, de montar un lujoso restaurante en Elvira Rawson Dellepiane esquina Riba, costanera sur.

El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) tiene dos campos en Madryn, uno llamado “16 de agosto” y otro “El Progreso”. También hay un tercero, que se conecta con los otros y cuyo propietario es Patagonia Rural SRL, empresa que tiene como accionista a su yerno Adolfo Vissani. Gladys González, la interventora, confirmó al diario Clarín que “esos dos campos, pese a ser propiedad del SOMU, no figuran como oferta turística para los afiliados. De hecho no es de fácil acceso porque hay que hacer 60 kilómetros de ripio”. Superar esos 60 kilómetros bien valió la pena para Suárez y su entorno ya que el campo tiene vista al océano y el casco de estancia que construyó es un… barco, todo un agradecido al mar que tanto le dio. “Allí se hicieron inversiones millonarias por parte del SOMU pero que no disfrutaron los afiliados”, cuenta la interventora.

Además, Suárez tenía anclado en su hotel de Belinda (en honor a su madre que se llamaba así), en Corrientes, el yate matrícula M02727, valuado en unos 200.000 dólares: cuando la compró la rebautizó Papa Francisco; antes se llamaba Hugo Sturla. ese barco fue traído a Tigre y anclado en su río homónimo en el puerto Fluvial tapado con una lona. Para ese entonces, el nombre del yate ya había sido despintado aunque no así su matrícula. Ese barco era propiedad, al igual que el hotel, de Elite Viajes SA, la empresa de la cual el sindicalista era director y de la que participaban otros miembros del sindicato, también procesados pero no presos.

Corrientes-Fluvial-Ramaro-Caballo-Suarez

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video