kirchnerismo

Álvaro Zicarelli dijo que está “arrepentido” por los insultos a Cristina Kirchner

Álvaro Zicarelii habló hoy luego de ser desafectado del cargo de director de Asuntos Globales del Senado; además, dijo que está de acuerdo con la decisión tomada por la vicepresidenta Gabriela Michetti

f620x0-368456_368474_7
Zicarelli se mostró arrepentido por sus dichos violentos y aseguró estar “de acuerdo” con la decisión de Michetti. “Mis palabras fueron desmedidas e injustificables”, indicó el ex funcionario.
Además, dio detalles de la noche en la que fue grabado en la Plaza de mayo: “En ese momento yo era un ciudadano más. Desempleado. Hacía trabajitos de docente dando clases particulares, por eso decía que estaba precarizado”, expresó.
Por otra parte, dijo estar de acuerdo con la decisión de la vicepresidenta: “Ella entiende que no puede haber un funcionario con estas características en un gobierno que busca el consenso de los argentinos”, señaló Zicarelli,.
Rememorando el momento de la marcha, Zicarelli relató: “En un momento de la marcha apareció un grupo que nos amenazaba desde el otro lado de la valla, al lado de la policía. Parecía que nos mandaban un grupo de choque “, aseguró el Licenciado en Relaciones Internacionales, quien remarcó que, más allá del contexto, su actitud fue repudiable. “Pasaron cuatro años y medio y estoy muy arrepentido. Yo no soy hoy esa persona”, finalizó.
LEA MÁS  Impactante video: el momento exacto del camión atropellando a la multitud en Suecia
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Sueldos impagos: docentes tomaron el Ministerio de Economía de Santa Cruz

“Estamos haciendo una ocupación pacífica”, indicó uno de los manifestantes en el primer piso del edificio, a metros de la oficina del ministro Juan Donnini

docentes-santa-cruz http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/docentes-santa-cruz.jpg

Abuelas anunció la recuperación del nieto 122

DYN38.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dyn38.jpg

La titular de Abuelas, Estela de Carlotto, confirmó que es hijo de Enrique Bustamante y de Iris Nélida García Soler, ambos detenidos y desaparecidos durante la dictadura cívico militar