Crisis en Brasil

Lula da Silva se defendió llorando: un amigo suyo, sentenciado a casi 10 años de prisión

El ex presidente brasileño cuestionó a la Justicia de su país y prometió que si prueba un acto de corrupción de su autoría, "irá caminando a la cárcel"

jueves 15 de septiembre de 2016 - 5:16 pm

El ex presidente brasileño Lula da Silva intentó hoy una defensa ante un grupo de seguidores y prometió que si la Justicia de su país prueba un acto de corrupción de su autoría, “irá caminando a la cárcel”.

Emocionado y con la voz quebrada, el jefe del Partido de los Trabajadores (PT) y mandatario de Brasil durante ocho años, dijo sentirse un “perseguido por las cosas buenas que hizo” durante su administración.

“Prueben una corrupción mía e iré caminando a la cárcel”, manifestó Lula en un acto partidario en un hotel de San Pablo, y añadió que está “orgulloso de saber que la persecución es por causa de las cosas buenas que hizo”.

LEA MÁS  Le revocaron la orden de liberación de Lula da Silva: deberá seguir en prisión

Ayer, la Fiscalía de Brasil acusó a Lula de ser “el comandante máximo de la corrupción en Petrobras”, el escándalo que conmovió al gigante latinoamericano y que jaqueó además al gobierno de Dilma Rousseff.

Da Silva es uno de los principales sospechados de ser uno de los autores intelectuales de las maniobras en la petrolera y, según el investigador principal, Deltan Dallagnol, habría recibido por lo menos un millón de dólares en concepto de “sobornos pagados disimuladamente”.

LEA MÁS  Macri se comunicó con el presidente electo de México

“Quiero decir a las personas serias del Ministerio Público, la Policía Federal y la Justicia que estoy a entera disposición. Nadie está por encima de la ley. Pero busquen a otro para buscar problemas”, dijo el ex presidente.

Y agregó: “Hablo como un ciudadano indignado. Tengo una historia pública conocida. No quiero actuar como un perseguido que quiere un favor. Estoy orgulloso de haber creado el más importante de los partidos políticos de izquierda de América Latina”.

LEA MÁS  La ONU pidió reanudar las negociaciones por Malvinas

Lula pidió que se respetara a su familia y recordó el allanamiento hecho a uno de sus hijos, quien “nunca participó en la vida política de nada. Y entraron como si fuera un bandido”.

Hoy el juez Sergio Moro condenó a prisión a un amigo muy cercano de Lula: José Carlos Bumlai fue sentenciado a 9 años y 10 meses de cárcel por los crímenes de corrupción pasiva y gestión fraudulenta de institución financiera.

COMENTARIOS