Política

Acusan al presidente del Banco Provincia de “gastar millones en asesores políticos”

La denuncia fue hecha de manera pública por la Asociación Bancaria, que detalló que en 7 meses, el ex jugador de Los Pumas Allen cobró más de $1.100.000 en su nuevo rol como Gerente General de la entidad

jueves 15 de septiembre de 2016 - 7:59 am

La imagen de empleados abrazando diferentes sucursales del Banco Provincia se volvió una postal repetida a lo largo del territorio bonaerense.

La consigna de cada una de las marchas apunta directamente al accionar de Juan Curutchet, titular de la entidad desde diciembre del año pasado.

Una de las acusaciones que más llamó la atención fue la de “gastar millones en asesores políticos”. La denuncia fue hecha de manera pública por la Asociación Bancaria, que detalló que en siete meses, el ex jugador de Los Pumas Jorge Allen cobró más de 1.100.000 pesos, en su nuevo rol como Gerente General de la entidad. Allen llegó gracias al impulso que le dio Curutchet.

LEA MÁS  Macri: "Nos encontramos frente a la oportunidad histórica de convertirnos en un país pujante e inclusivo"
Jorge Allen
Jorge Allen

La designación de Allen también fue criticada por parte del arco opositor, desde donde se denunció que el ex rugbier no es un hombre de carrera dentro del Banco Provincia, por lo que no estaría habilitado para ocupar un lugar en la Gerencia.

“Dentro del Banco de la provincia existen distintas reglamentaciones que hacen que las funciones, políticas o administrativas, que tienen que ver con la carrera, ya sea del puesto del auxiliar hasta el gerente general, deben surgir de la carrera bancaria que es parte del estatuto bancario”, explicó el senador Patricio García.

LEA MÁS  Vidal enfrenta vencimientos de deuda por mas de $80.000 millones

Pero las críticas contra Curutchet no terminan ahí, ya que se le cuestiona permanentes gastos para levantar su figura política en diversas actividades, utilizando el banco como trampolín para tal fin.

También se lo cuestiona por haber paralizado la actividad de la Institución” y de “recortar el servicio de cobro de impuestos a la población expulsándolos a otras entidades no bancarias.

Los empleados bancarios manifestaron que continuaran con los “abrazos simbólicos” a distintas sucursales y esperando una mejora sustancial de la gestión actual.

LEA MÁS  Tensión sindical: la CGT posterga la elección de nuevas autoridades
COMENTARIOS