Recreo Bizarro

Saldando cuentas: le compró un trago en un bar y luego le escribió para que le devuelva la plata

El hecho ocurrió en Londres, donde un joven se comunicó con la chica a la que le había comprado la bebida para recuperar la plata "invertida"

CcksrBdWIAU3hUd

Abby Fenton fue a bailar a un lugar llamado Viper Room, en Londres, donde conoció a Liam, quien le invitó un trago y luego intercambiaron números de teléfonos.

“Se me acercó  y me pareció que estaba ok. Me ofreció un trago, lo acepté y después volví a juntarme con mis amigos”. Hasta ahí, todo normal, hasta que recibió el siguiente mensaje:

LEA MÁS  Divertidas infografías revelan las diferencias culturales entre Oriente y Occidente

“Hola, espero que no te importe amor, pero me podés transferir £6.50
– Quién es jajajaja?
– Liam del Viper Room de hace unas semanas. Te compré un trago? Me podés devolver la plata. Te doy el código y número de cuenta. gracias
– No hay problema, me das tus detalles del banco?”

¡¿Qué?! Increíble, así como leyeron, el chico le pidió a la joven que le devuelva lo “invertido”, hecho que ella se lo tomó con humor y lo compartió en Twitter.

LEA MÁS  Murió el abogado que saltó al vacío en Tribunales

Para definir qué hacer, creó una encuesta en esta red social para saber si debía o no devolver la plata, y pese a que la mayoría le dijo que no lo hiciera, decidió entregársela.

Eso sí, poco después, la estudiante de la Universidad de Barnsley, en el Reino Unido, dijo que no podía salir… porque tenía 6,5 libras menos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Confirman el procesamiento de César Milani por secuestro y torturas

Así lo resolvió el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena, en el marco de la causa Olivera. El magistrado, además, le trabó un embargo por un millón de pesos

Milani http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/milani.jpg

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria