Sociedad

Consumidora atenta: la estafaron con una promoción y logró que la empresa fuera castigada

Natalia Lipskier recibió un mail que le ofrecía 50% de descuentos en una marca de ropa por su cumpleaños. Descubrió que había letra chica y ella lo denunció

Un engaño que no tuvo éxito y que terminó en un castigo. ¿Qué es la publicidad engañosa? Básicamente, se trata degenerar a través de textos o fotografías un embuste para que la gente consuma.

Muchas veces, los clientes son tentados por estas publicidades y compran los productos sin darse cuenta que la oferta no es real.

Y en otros casos, como el de Natalia Lipskier transforman el enojo en acción. Ella fue a la Justicia a defender sus derechos y escarmentar a los tramposos.

Según detalla el diario Clarín, ella es abogada previsional y en 2013 recibió un mail de una marca de ropa con una oferta de descuento por el día de su cumpleaños.

Pero no resultó tan así y por eso inició un juicio por publicidad engañosa, ya que consideró que la promoción no fue cumplida. Luego de tres años, lo ganó y se convirtió, a su modo, en la heroína de los consumidores.

La sentencia de la Sala D de la Cámara  Nacional de Apelaciones en lo Comercial establece que la firma, además de pagar una multa, deberá hacerle el descuento que en su momento le negó.

“El 15 de septiembre de 2013 mi clienta recibió un mail de parte de esta marca de ropa, donde le decían que por ser la semana de su cumpleaños obtendría un descuento del 50 por ciento sobre las compras que realizara sólo en la Casa Matriz. El texto decía ‘especialmente para vos’. Al día siguiente fue al local, y al momento de abonar la compra le quisieron facturar el total del monto, sin realizar descuento alguno sobre los precios exhibidos”, cuenta el abogado Walter Krieger, especializado en defensa al consumidor.

Cuatro días más tarde y dentro de la semana de su cumpleaños, con la oferta aún vigente, Lipskier volvió al negocio, pero acompañada por una escribana. Eligió los mismos productos (12 prendas y un calzado) y obtuvo la misma respuesta, por lo cual decidió comenzar el juicio.

La condena contra la empresa consiste en cumplir la publicidad y venderle las 12 prendas al 50 por ciento del valor. La firma de ropa, además, deberá pagarle $ 3.700 de gastos y $ 15.000 por “daño punitivo”. Según Krieger, a partir de la sanción del nuevo Código Civil y de la creación de nuevos artículos los clientes están más protegidos.

“Sentí la necesidad de demandarlos porque tenía una mezcla de impotencia e indignación. La empresa se rehusaba a reconocer los términos de la oferta. Y yo sólo quería que cumplieran”, señala Lipskier.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: advierten que la Legislatura “blanqueó la coima” en la industria farmacéutica

El Sindicato de los Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina afirmó que el proyecto habilita los sobornos a médicos por parte de los laboratorios, reunidos en la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA)