Redes Sociales

Experimento en las redes: ella demostró lo fácil que es crear un falso romance en Instagram

Con un par de fotos mosteriosas y las dedicatorias correctas, esta periodista le hizo creer hasta a sus amigos que tenía a alguien especial en su vida. #love #amor #followmeto #instalove #mentirosos

14134499_1296196920392350_1737347318_n

Pasa con las celebridades, pasa en la vida, seguramente pase en las redes sociales. La reciente ruptura entre Taylor Swift y Tom Hiddleston volvió a despertar los rumores de que la relación fuera un montaje publicitario para poner sus nombres en los medios. Pero lo cierto es que no hace falta contar con la ayuda de los papparazzis para crear una mentira, gracias a Instagram.

En la red social en donde todo parece ser perfecto (gracias, en parte, a los filtros), es común ver los más idílicos romances y muestras de cariño, pero Hanna Smothers demostró que no todo lo que brilla es amor. La periodista de 22 años decidió comprobar qué tan fácil es fingir una relación y publicó su trabajo en Cosmopolitan.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, Hanna lanzó indirectas de que estaba conociendo a alguien, mostrando una comida para dos y sembrando la incertidumbre de quién se trataba.

En realidad, fue alguien que se sentó frente a Hanna con su comida en el restaurante.

El siguiente paso fue mostrar un detalle enviado por su nuevo amor…

Pero no fue tan efectivo: “Al parecer subestimé a mis amigos, ya que ninguno pensó que esta publicación significara romance. De hecho una amiga muy cercana del colegio simplemente escribió”abuelita”, porque pensó que sólo mi abuela era capaz de hacer algo tan dulce”, explicó a la revista.

El interés de sus seguidores por saber quién era el nuevo interés de Hanna creció cuando mostró una imagen de una “noche de tragos”, titulando “unos tragos después de la oficina con chico”.

Ya su Instagram daba cuenta de que su corazón estaba entusiasmado…

Y como en esa etapa prácticamente no nos podemos despegar, subió una foto de un viaje en el tren, que en realidad no fue otra cosa que la mano de un extraño que estaba cerca de la de ella.

Y como nunca falta un escéptico que duda de la veracidad de la felicidad que se muestra en Instagram, Hanna decidió publicar una foto de su chico, diciendo: “El mejor café, con el mejor chico”.

Por cierto, el cuerpo pertenecía a un perfecto extraño que estaba en la cafetería a la que fue.

¿Hay algo más romántico que tu amorcito te quite tu teléfono para fotografiarte? Esto no faltó en la “relación” de Hanna:

Con esta, los comentarios explotaron y sus amigas no pudieron ocultar más sus deseos de conocer la identidad del novio. Fue entonces cuando la verdad quedó revelada…

“Ahora que mi secreto ha sido revelado, es tiempo para que yo y mi novio de Instagram terminemos. Ha sido sumamente amoroso, disfruté muchos los ´me gusta´ que recibimos en esas publicaciones falsas, pero tenemos que avanzar. Es tiempo de seguir. Extrañaba postear mis selfies tradicionales, frente a un espejo”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Informe de la AFIP sobre la sucursal Bahía Blanca revela el encubrimiento a Báez

Se durmieron durante años las fiscalizaciones contra las sociedades que emitieron facturas truchas para el empresario y se intentaron acomodar los papeles para que esa operatoria multimillonaria no saliera a la luz

Renuncia de Matteo Renzi: la Unión Europea ahora tiembla por Italia

“El pueblo italiano habló de manera inequivocable y clara”, dijo el premier, quien aseguró ante la prensa que el resultado fue su responsabilidad