Política

“Usted es una fanática”: el inesperado cruce a una periodista de Lanata

El abogado Gabriel Macaggi, esposo de la jueza federal de San Martín, Martina Forns que había avalado el freno al tarifazo en la Provincia de Buenos Aires y que recientemente anuló la Corte, disparó contra Romina Manguel en la radio. Audio

Romina-Manguel

El abogado Gabriel Macaggi, marido de la jueza federal de San Martín, Martina Forns que había avalado el freno al tarifazo en la Provincia de Buenos Aires y que recientemente anuló la Corte, cruzó fuerte a la periodista Romina Manguel de radio Nacional.

Macaggi dijo que el “gobierno disciplina” a los jueces que libran fallos que no le convienen. En una comunicación telefónica con la Manguel, el abogado la trató de “fanática” del gobierno de Mauricio Macri y ser una “periodista oficialista”.

El letrado, quien pidió cortar con las miradas a lo “River-Boca” de la política, contó que fue despedido en marzo por el Gobierno por su ideología y como revancha a su exposa, por haber dictaminado a favor de la medida cautelar contra el tarifazo en la luz

“Me echaron a fines de marzo por el fallo que mi esposa sacó el fallo sobre la AFSCA”, contó. Y agregó que además, lo despidieron por “por socialista”.

Además arremetió a Morales Solá, también por considerarlo “fanático”, quien lanzó una fuerte columna de opinión contra su esposa por no avalar la suba de los servicios que impuso el ministro Juan José Aranguren.

“A mí, echado por socialista, Morales Solá me pone como victimario, y encima quiere que pongan presa a mi esposa”, señaló.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Melconian, sobre su salida: “Fue por la búsqueda de homogeneidad en el equipo”

El expresidente del Banco Nación compartió el argumento oficial del Ejecutivo y afirmó que sigue siendo un “soldado incondicional” del Gobierno

melconian http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/melconian.jpg

Acto por Nisman: más críticas al kirchnerismo y se valoró la reapertura de la causa

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/nisman-3.jpg

El homenaje, al que asistieron más de mil personas, duró algo menos de una hora y tuvo nutrida presencia del Gobierno