Suba de Tarifas

Así quedaron definidos los aumentos de luz y gas

Los usuarios de CABA y Gran Buenos Aires pagarán la suba de la electricidad mientras que el precio de lo segundo se mantendrá hasta octubre, el agua seguirá con el aumento del 292% que se fijó en mayo

157452-944-652

Luego del fallo de la Corte Suprema, los aumentos de luz y de gas quedaron definidos del siguiente modo:

Gas: nadie tendrá que pagar las facturas con aumento hasta después de la audiencia pública que hará el Gobierno el 16 de septiembre. Tras esta instancia, se prevé que el servicio aumente un 203% a partir del 1° de octubre.

Ese mes, habrá una nueva audiencia donde se definirá el aumento progresivo a partir de abril que incluirá dos subas por año. El Gobierno espera que se llegue a 2019 a una tarifa sin subsidio.

Las tarifas que regirán en septiembre serán las que estaban vigentes antes del 1° de abril de este año, hasta que la suba quede firme.

Electricidad: en todo el país el aumento rige desde enero, cuando el ministerio de Energía subió el precio mayorista de la energía eléctrica hasta un 500%.

Sólo en Capital Federal y el Gran Buenos Aires la suba había quedado suspendida por una medida cautelar de la Justicia de La Plata hasta hoy.

A diferencia del gas, las empresas pueden seguir facturando con las tarifas de 2016. Así, quien ya pagó la factura de luz con el aumento estará en regla. De lo contrario, los usuarios que no abonaron la suba tendrán que pagar un retroactivo.

Agua: en este caso, la tarifa aumentó un promedio del 292% en mayo y no hubo frenos ni intervenciones judiciales. Por lo tanto, las facturas llegaron normalmente y no hay modificaciones en el pago.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Criminalización de la política monetaria

Argentina ha cruzado un nuevo y peligroso límite. La “mesa” del Banco Central se ha convertido en un campo de batalla de la política. Por Javier Bolzico

Ganancias: María Eugenia Vidal muy dura con lo aprobado por Massa y el kirchnerismo

La gobernadora bonaerense criticó con dureza el proyecto de rebaja del impuesto impulsado por el kirchnerismo y que apoyó toda la oposición, en especial Massa, en Diputados